Formulario de búsqueda

Por: Juan Manuel Ospina
Sábado, 25 Agosto 2018 - 2:38am

Votar, el primer paso

En un país que le rinde culto al formalismo y al legalismo...

El voto del próximo domingo tiene un hondo significado político, como manifestación del reconocimiento y rechazo ciudadano a la crisis de valores en que está sumida la sociedad y que genera la marejada de corrupción, grande y pequeña, en la que ésta se debate. Es tanto la corrupción de los eventos que salen en primera página, con cifras que producen vértigo y unos ladrones encopetados, cargados de privilegios y de responsabilidades con la comunidad; como la pequeña corrupción entreverada en la cotidianidad de la vida diaria - la propina para que le adelanten un trámite o le presten un servicio o simplemente buscar la palanca, saltarse la fila -, practicada y padecida por los ciudadanos de a pie, inconscientes de que con ello participan y fomentan una situación de corrupción que corroe la descomposición del sentido ciudadano de la responsabilidad y del respeto a las normas escritas y no escritas que fundamentan la convivencia civilizada y que además lleva a que el ciudadano baje la guardia y se disponga a apro
vechar a su favor la situación, pues si los otros, especialmente los privilegiados lo hacen, porque no él, a quien la sociedad ni ve ni valora. 

En un país que le rinde culto al formalismo y al legalismo, el asunto va más allá de la expedición de nuevas normas. Tanto los proyectos de ley del gobierno Duque como los siete puntos del referendo apuntan en la misma dirección y podrían entenderse como propuestas que se refuerzan; pero el problema los supera, pues la naturaleza y calado social, político y económico de la corrupción como se conoce hoy, no la modifican medidas de prohibición como las planteadas, necesarias pero claramente insuficientes ante la magnitud y características del problema que se pretende resolver, con raíces éticas en torno al proyecto y sentido de vida hoy predominante, que no se supera con prohibiciones y cárcel; su solución es más compleja.

La corrupción aunque variable en su intensidad y modalidades, es vieja acompañante de la vida y las actividades de los seres humanos. En la era del capitalismo desregulado, encuentra un terreno abonado por el culto a un individualismo radical y al éxito económico inmediato y sin atenuantes como único propósito de esa vida individual. Desaparece del escenario social cualquier connotación ética y de responsabilidad con terceros. Superar esta era de corrupción pasa por poner en cintura los excesos de ese capitalismo salvaje, que perdió su alma.

En el caso colombiano lo anterior tiene una connotación tremenda relacionada con el narcotráfico, con su enorme capacidad de corrupción, que encuentra en el escenario neoliberal, condiciones óptimas para su operación nacional e internacional, con su escala de valores y de manifestaciones culturales, trágicas caricaturas del afán del enriquecimiento ilimitado y de la exaltación del individuo triunfador (“el capo” como personaje de novela y encarnación del sueño de muchos); el ideal de vida que alimenta es una caricatura dramática del “american way of life”.

El otro gran combustible de la corrupción que nos carcome fue la conversión neoliberal del estado ejecutor de la inversión pública en estado contratista con unos privados que ven en él a un proveedor de jugosos y amañados contratos; se dieron las condiciones para la eficiente operación de un tándem de corrupción entre contratistas inmorales -porque los negocios tienen una ética - y funcionarios y políticos reducidos a la condición de simples delincuentes. En este punto es donde pueden ser más efectivas las normas de control legal contenidas en el referendo.

No olvidar las acciones que van más allá de las normas, las del control ciudadano sobre el manejo de los recursos públicos, dineros de los ciudadanos y para los ciudadanos, fortalecidas por la sanción social a los comportamientos corruptos, grandes y pequeños, que debe enfrentar la exaltación del vivo, del ventajoso, del que sabe aprovecharse de las situaciones para su enriquecimiento personal. Votando el domingo el país da un primer y significativo paso en la dirección correcta, que por sí solo no basta.

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Colombia
Artículo

Audiencia contra Jesús Santrich se realizará en la cárcel la Picota de Bogotá

Según la Fiscalía, el excombatiente de las Farc hacía parte de una organización dedicada a comercializar droga en EEUU.

Colprensa
Cúcuta
Artículo

El puente Benito Hernández tendrá luz

Se estima que para la segunda semana de febrero la obra ya esté totalmente finalizada.

Juan Pablo Cohen
Publicidad
Colombia
Artículo

Nos quieren devolver a la época de la guerra: Timochenko

El excomandante guerrillero aseguró que lo único que necesita Colombia en este momento es la paz.

Colprensa
Colombia
Artículo

No militarizaremos Bogotá por atentados terroristas: Peñalosa

El alcalde de Bogotá dijo también que la inteligencia del  Estado es mucho más sofisticada que la de los terroristas.

Colprensa
Publicidad
Colombia
Video

Así fue el recorrido del carro en el que se cometió el atentado en Bogotá

El fiscal reveló que el vehículo fue adquirido desde el 17 de febrero del 2017 por alias Macancán.

Rana Romeo encuentra a su Julieta

En Bolivia planean una cita para esta pareja que está a un paso de la extinción.

Publicidad
suscripciones
Publicidad
Venezuela
Artículo

"Somos gente con la que se puede hablar, negociar", dice Maduro a Trump

El mandatario venezolanos dijo que quería dialogar cara a cara con Trump.

AFP
Fútbol
Artículo

Griezmann quiere "seguir acosando hasta el final" al Barcelona

El Atlético de Madrid marcha cerca del Barça y aventaja en cinco puntos al Sevilla en la Liga.

AFP
Publicidad
Entretenimiento
Artículo

Ana Lucía Domínguez se le midió al reguetón

La actriz hace parte de la serie de Netflix que narra la historia del cantante Nicky Jam.

Instagram
Frontera
Artículo

Comienzan cabildos abiertos en Táchira

Según los diputados de la frontera, la idea es consolidar un cambio de gobierno en Venezuela.

La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.