Escuchar este artículo

Acuerdo de Escazu

Viernes, 13 de Mayo de 2022
El Acuerdo es un tratado internacional legalmente vinculante.

El tema del deterioro medioambiental se viene abordando de manera creciente.  Y sin duda, el mayor consenso internacional sobre esta materia se logró con la suscripción del Acuerdo de París, el que aglutina en su entorno a la inmensa mayoría de la humanidad.

Se trata de un problema que exige soluciones coordinadas en todos los niveles y cooperación internacional para ayudar a los países a avanzar hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

Para abordar el cambio climático y sus impactos negativos, los líderes mundiales en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) en París, realizaron un avance el 12 de diciembre de 2015 al suscribir el acuerdo con el nombre de la capital francesa.  El, establece objetivos a largo plazo como guía para todas las naciones. Se propone reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el aumento de la temperatura global en este siglo a 2 °C y ojalá limitar este aumento a no más de 1,5 °; revisar los compromisos de los países cada cinco años; ofrecer financiación a los países en desarrollo para que puedan mitigar el cambio climático, y fortalecer la resiliencia y mejorar su capacidad de adaptación a los impactos del cambio climático.

El Acuerdo es un tratado internacional legalmente vinculante. Entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. En la actualidad, cuenta con 193 miembros (192 países más la Unión Europea) habiendo todos firmado dicho Acuerdo.

A la vez, incluye compromisos de todos los países para reducir sus emisiones y colaborar a fin de adaptarse a los impactos del cambio climático. El Acuerdo proporciona a los países desarrollados una ruta para que ayuden a las naciones en desarrollo a mitigar y adaptarse al cambio climático, creando un marco para un control y una información transparentes sobre los objetivos climáticos de estos países.

Es el comienzo de una transformación hacia un mundo con emisiones igual a cero. La puesta en práctica del Acuerdo también es esencial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS al 2030), ya que ofrece una hoja de ruta para las medidas climáticas que reducirán las emisiones y aumentarán la resiliencia al clima.

En nuestro continente en marzo de 2018, 25 países firmaron el Acuerdo de Escazú después de un complejo proceso de negociación que demoró cuatro años.

Este acuerdo regional es considerado como el instrumento ambiental más importante de la región. Tiene como objetivo garantizar la implementación plena y efectiva de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en aquellos procesos de toma de las decisiones en entorno ambiental y al acceso a la justicia en el ámbito ambiental, así como la aplicación y en el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, garantizando la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a tener un desarrollo sostenible y a vivir en un medio ambiente sano.

Sus disposiciones incluyen perspectiva de género, gobierno abierto y criterios de prioridad en su aplicación para personas en situación de vulnerabilidad. Además, tiene un apartado sobre la protección de los defensores sobre derechos humanos en temas ambientales.

Finalmente, entre el 20 y el 22 de abril pasados, se reunieron en la sede de la CEPAL en Santiago de Chile, los países parte del Acuerdo de Escazú, para reiterar los compromisos adquiridos y para realzar la entrada en vigor del Acuerdo, coincidiendo con la celebración del Dia Internacional de la Tierra.  Si los habitantes de la tierra, no se aplican en esta materia, la humanidad corre serio riesgo de ver comprometida su sobrevivencia.

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda