Escuchar este artículo

Adiós, proletarios

Sábado, 3 de Octubre de 2015
Uno estudio muy reciente señala que en Colombia se están acabando los proletarios y está aumentando la clase media.

Los estudios oficiales sirven para todo.

Para demostrar lo bueno y lo malo, la pobreza y la riqueza, el trabajo y la vagancia, el infierno y el cielo.

Uno muy reciente señala que en Colombia se están acabando los proletarios y está aumentando el número de integrantes de la clase media, un fenómeno que también se está registrando en naciones desarrolladas de Europa y ocasiona cúmulo de problemas y ventajas, entre ellos el incremento de los partidos de derecha y, paradójicamente, también el aumento de los partidos de izquierda, uno de los cuales ha ganado en tres oportunidades consecutivas la alcaldía de Bogotá.

Pero eso no es todo.

De acuerdo con el estudio revelado días pasados por el mismísimo presidente Juan Manuel Santos las cifras mostraban que el 30,5 de los colombianos pertenecían a la clase media y el 29,3 por ciento eran proletarios.

Esa pobreza se redujo en junio de este año al 28,2, en tanto que un 37,6 por ciento son gentes que están arriba de la pobreza pero corren peligro de volver a caer.

Tres son los motores del cambio en los estratos sociales:, un sueño de todos los mandatarios pero que solo hasta ahora se puede cumplir, gracias a los progresos en tres campos, luego de soportar seis décadas de una guerra civil iniciada por personajes de extrema derecha que tenían el propósito de perpetuarse en el poder.

Los motores del cambio han sido tres: educación, vivienda y empleo, a los cuales ha dedicado especial atención el gobierno Santos, quien está escribiendo la historia que querían escribir Álvaro Uribe, Andrés Pastrana y todos los últimos mandatarios desde el lejano día en que el país cayó en las redes de una violencia sectaria que le ha costado la vida a miles de colombianos, incluyendo mujeres, niños y ancianos indefensos.

Los cambios también han incluido a la clase alta, que pasó de 2,4 por ciento en 2011 al 2,8 por ciento en 2.014. Para aclarar las cifras hay que anotar que se consideran de clase media las familias de cuatro personas que reciben ingresos de tres millones de pesos.

Entre los que han superado la pobreza hay un 37,6 por ciento que siguen en peligro de volver a caer en la pobreza. Un hecho positivo es que los ricos están aumentando sus capitales a un ritmo menor que los demás.

El hecho fe catalogado como muy positivo por Santos, quien en los últimos días ha logrado lo imposible: firmar un acuerdo que llevará al país a la paz, después de 60 años de guerra fratricida. Las cifras sobre pobreza son el mundo ideal según Santos, ‘’pues estamos reduciendo la desigualdad’’.

Hay problemas para sostener la disminución del proletariado. El gobierno afronta dura oposición a sus gestiones de paz por parte de una oposición intransigente que al parecer desea la continuidad de una guerra, que le ha costado al país miles de muertos y gastos por valor de miles de millones de pesos, una suma que si se hubiera invertido en mejorar nuestros progresos ya estaríamos ubicados a la cabeza de los naciones del continente. Precisamente, el papa Francisco, en su gira por Estados Unidos hizo llamado para conseguir una nueva actitud hacia la solución de los problemas que afrontan los pobres del mundo. Ojalá los llamados del pontífice sean atenidos y no pasen al archivo del olvido. GPT.