Escuchar este artículo

Ampliando caminos

Viernes, 12 de Junio de 2015

Como consecuencia del orden público que se vivía en Colombia en la década  de los 90, el resto del mundo nos fue cerrando sus fronteras.

Así, de 164  países que exigían visa a los colombianos en 1995 pasó a 167 en 2004.

Pero  a partir de esta fecha  empezó el descenso de esta  desagradable exigencia, aunque no con la velocidad deseada  por los colombianos.

Gracias a la gestión del doctor Juan Manuel Santos, quien como presidente ha sido un excelente ministro de relaciones exteriores, el pasado miércoles se firmó en Bruselas el acuerdo entre Colombia y la Unión Europea para eliminar la exigencia de la visa Schengen a los colombianos.

Por considerar que se estaba cometiendo una injusticia, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, lideró por más de dos años las gestiones requeridas hasta lograr la eliminación de esta tediosa exigencia.

Se espera que en tres o cuatro meses los gobiernos de los  países  que integran el territorio Schengen hayan traducido el contenido del acuerdo  a los diferentes idiomas,  para que al final de 2015 los colombianos  podamos viajar a la Unión Europea sin visa y por un periodo hasta de 90 días.  Habrá  la oportunidad de hacer uso de esta visa dos veces por año, para un total de 180 días.

En 1995 entró  en vigencia el acuerdo   Schengen,  firmado 10 años atrás en la ciudad que lleva este mismo nombre y perteneciente a Luxemburgo. 

Este  acuerdo establece un espacio común por el que puede transitar toda persona que haya ingresado legalmente o que resida en alguno de estos países firmantes del convenio.

Reino Unido  no hace  parte y Suiza es muy probable que también se aparte como  resultado del referéndum  de febrero de 2014 en el que  se pide sea restringido el acceso de ciudadanos del resto de  Europa a su territorio.

Si a los 35 países  a los que hasta ahora  podemos ingresar sin visa le agregamos los 26 del territorio Schengen, habremos alcanzado un total de 61.

Aún quedan  por abrir las  puertas  de otros  133 países.

Según los analistas, Colombia es uno de los países más estrictos con los inmigrantes, especialmente para  dar  visas de trabajo, razón por la cual ha merecido el título del Tibet de América.