Escuchar este artículo

Carta al César

Viernes, 30 de Octubre de 2015
Carta al nuevo alcalde de la ciudad.

Estimado Alcalde electo César Rojas:

Reciba de mi parte un sincero saludo, reconocimiento y un ansioso deseo de que su gestión en los próximos cuatro años sea fructífera para nuestra ciudad. Al pensar en su primer nombre me trae a colación uno de los personajes más interesantes pero a la vez más controversiales de la historia antigua: Julio César.

Julio César es un personaje muy importante de la Roma antigua, su grandeza no sólo es recordada por su capacidad militar y liderazgo político sino también por su prospectiva de pensamiento. Se cuenta que en alguna de sus correrías militares cuando recorría territorios que muchos años atrás habían sido conquistados por el gran Alejandro Magno, ante una estatua suya, lloró al contemplar que Alejandro en una corta edad (menos de 26 años) había conquistado más de medio mundo (Asia Menor, Mesopotamia, Persia, Egipto, Asia Central, etc.), mientras aquel a esa misma edad no había hecho ni una pequeña parte de esa hazaña.

Cómo quisiera que usted tomara como ejemplo a personajes históricos de esa raigambre, seleccionara sus cosas positivas y las aplicara a la gestión que realizará como Alcalde de los cucuteños. Es el momento oportuno para tomar esa determinación: la de ser un Alcalde que muestre independencia, sentido histórico, sabiduría, amor por la ciudad, y deseos de sacarla adelante con una arduo trabajo administrativo.

Es indudable que usted sólo no podrá hacer de Cúcuta una metrópoli; pero puede contar con muchos cucuteños como yo, quien desde el Concejo tiene un mandato indeclinable de luchar por los ciudadanos, de pensar en soluciones y políticas públicas de gran envergadura que ayuden a mejorar la calidad de vida de los cucuteños y de los barrios.

Hay que pensar en grande, involucrar a los distintos sectores sociales, políticos y económicos de nuestra ciudad, Departamento y Nación, para que en clave de sinergia logremos aportar cada uno nuestra visión e ideas y así construir una Cúcuta Admirable que año tras año mejore los índices de desempleo, informalidad, pobreza, exclusión, atractivo para hacer turismo y visibilidad a nivel nacional e internacional para invertir y vivir.

Para ello es importante apoyarse en el Gobernador electo William Villamizar, en el Gobierno Nacional (y la bancada parlamentaria de nortesantandereanos) para que en unión y sincronía, los proyectos de infraestructura económica y social que necesita nuestra ciudad logren apalancarse y sobre todo tengan la institucionalidad necesaria para que se puedan llevar a cabo.

Hay que plantear un plan de desarrollo municipal realista, que perfile a Cúcuta en cuatro años como una ciudad que promueva turismo, renovación urbana, mejoramiento de la malla vial de sus calles, recuperación de la red de semáforos y señalización de sus vías, renovación de los parques públicos, educación de calidad con fortalecimiento de la infraestructura en los colegios y escuelas públicas, becas universitarias para los jóvenes de estratos uno y dos, reforma al impuesto predial, un nuevo sistema de transporte público y lo más importante la consolidación del sistema de acueducto metropolitano que permita el suministro permanente de agua potable a gran parte del área metropolitana de Cúcuta (incluyendo nuestro municipio), entre muchas otras cosas.

Espero que el Concejo Admirable que tanto soñamos sea un coadministrador aliado suyo en las cosas que le convengan a la ciudad; y en aquellas que no le convengan sea su principal obstáculo y alce la voz en favor de los intereses públicos de todos los cucuteños. Que sea lo primero con todo mi corazón.

Sinceramente,

Un cucuteño de a pie.