Escuchar este artículo

Colombia, ¿inviable económicamente?

Miércoles, 28 de Julio de 2021
Lo más preocupante la inoperancia de la justicia, que nunca establece autores para su captura de los hurtos como en Reficar, Oderbrecht, etc

En una época dijo Lleras Restrepo que era un país descuadernado.

Innegablemente el alto nivel de corrupción ha conllevado a una serie de protestas de muchos jóvenes que reclaman por mejores condiciones y se han concedido prerrogativas  como dar matrícula universitaria cero pesos y otros beneficios, pero, lamentablemente, esas marchas degeneran algunas veces en actos de barbarie, destrucción de  bienes públicos y vandalismo en detrimento de la clase menos favorecidas como son los estratos bajos, que acuden a  la utilización de los medios de transporte populares, como Transmilenio, Mío en Cali, así como en otras ciudades y se efectúan actos de destrucción de los CAIS que brindan mediana seguridad a los barrios de las ciudades, aunado a bloqueos y saqueo de almacenes de cadenas, generando alzas en el transporte, en alimentos , todo ello, en detrimento, de los pobres, ¿porqué se dejan llevar por instigadores desde el Congreso?.

El daño de bienes públicos, significa reponerlos, es decir, toda esa cadena de destrucción termina perjudicando a los más necesitados y a los que pagamos impuestos.

Se pide la reducción del Congreso, siendo una realidad inmensa que tenemos un despilfarro monumental en salarios, cuando, al disminuir su tamaño, funcionaría de igual manera. Por ello partidos como el liberal, Centro Democrático, piden la reducción del mismo, lo que significaría ahorro para inversión social, que es una de los mayores reclamos, así como fuentes de trabajo, por el alto índice de desempleo

Es indispensable adelgazar la nómina burocrática del Estado, establecer la carrera diplomática, para dejar de ser el escampadero para los que fracasan en las lides políticas,  para qué un viceministerio, si tienen nómina amplia y el secretario  puede suplir las ausencias del Ministro. 

Lo más preocupante la inoperancia de la justicia, que nunca establece autores para su captura de los hurtos como en Reficar, Oderbrecht, etc., situaciones todas ella que conllevan a un escepticismo cada vez mayor.

La clase política dedicada al saqueo de gran parte del presupuesto, en los últimos gobiernos, no ha entendido que toda esta situación puede conllevar a un estallido social, generado por ellos mismos., siendo difícil en estos momentos generar confianza en las instituciones, no es cambiando de color el uniforme como se logra adaptar la policía a la problemática nacional, es con reformas serias, como debe ser la de la justicia, que solo recibe barnices para aparentar una mejoría de la misma cuando, el fondo del asunto no se toca, las fallas procesales, su lentitud, por el exceso de negocios a cargo de un despacho y en  especial, por no contar con un equipo interdisciplinario  adecuado que permita llegar al fondo del asunto en los negocios penales que son la imagen de la justicia.

Con una deuda pública bordeando los 92 billones de pesos, con el aumento de los intereses en los créditos, ¿cuándo se logrará cancelar la misma?, siendo difícil realmente para el próximo gobierno atender todas las necesidades que nos aquejan. Sombrío panorama el que nos espera.