Escuchar este artículo

“Contra las trochas, el Malecón del Táchira”

Lunes, 22 de Marzo de 2021
Los proyectos hidrológicos, ambientales, forestales de Municipios como Ragonvalia y Herrán, pueden realizarse con sus Planes de desarrollo y la guía de entidades como Corponor.

Uno de los proyectos que merecen debatirse dentro del concepto de Cúcuta-Ciudad Región (de Norte de Santander y de Frontera) es el Malecón del Río Táchira, especie de vía perimetral a la fuente, que sirve para el ordenamiento urbano, la recreación, el deporte, la ecología, turismo y también como elemento de Seguridad y control a movimientos fronterizos, y a la organización migratoria.  Con este “corredor” que inicialmente sería de 13 kilómetros entre los Puentes Internacionales Santander y Bolívar, pasando por debajo del Puente de Tienditas o de la Fraternidad, se despeja visiblemente el río fronterizo, terminándose de por sí las llamadas “trochas”, por su visualización, y a que por la vía se pueden realizar patrullajes de Migración Colombia, Policía Vial, Policía Fiscal y Aduanera, controles fitosanitarios etc.

Hasta el momento se han presentado planes muy interesantes, pero casi todas enfocadas al aspecto policial y militar, que es indispensable, pero no única, se requiere la visión amplia de multipropósito. Alguien ideó construir en 7 trochas puestos de policía, Cuando estos puestos se construyan ya habrán organizado otras trochas. No es un problema, más bien es un proyecto, como una oportunidad de ordenar y embellecer a tiempo al lugar, muy útil y funcional, una inversión necesaria, en la cual todos debemos participar.

Al hablar con algunos dirigentes locales, lo primero que dicen “ no hay recursos (individuales)” pero con la vista pluralista, con participación de varios Ministerios e institutos, la Gobernación de Norte de Santander, las Alcaldías de Villa Rosario y Cúcuta, la Gerencia Presidencial de Fronteras, el Área Metropolitana de Cúcuta, sí sería factible. “La unión hace la fuerza”. Se plantea inicialmente solo un trayecto entre los Puentes Santander y Bolívar, porque un estudio completo de la Cuenca del Táchira, es necesario, pero la obra nunca se haría.

Por lo tanto, los proyectos hidrológicos, ambientales, forestales de Municipios como Ragonvalia y Herrán, pueden realizarse con sus Planes de desarrollo y la guía de entidades como Corponor.  Animémonos, que algo nos quede del Bicentenario en esta zona: el estudio del Malecón del Táchira, junto con la “primera piedra” del estudio del Centro de Convenciones.

(*) Economista.

Academia de Historia

N.S-Miembro de Número