Cumpliendo promesas y sueños

Miércoles, 8 de Agosto de 2018
La llegada de Iván Duque a la Casa de Nariño el 7 de agosto, y su posterior visita al Catatumbo, simboliza el comienzo de una nueva forma de hacer política sin dádivas. 

Como lo había prometido el presidente electo, el 9 de Agosto es su primer Consejo de Seguridad en el Catatumbo, municipio de Tibú. Los nortesantandereanos tenemos mucha esperanza con la visita de Iván Duque, pues estamos seguros que es el comienzo de un Gobierno comprometido con una de las zonas más violentas y desatendidas de Colombia.

Desde el triunfo de Duque en segunda vuelta, es palpable el optimismo en Norte de Santander. Nuestra región ha tenido muchos problemas en los últimos años, debido a la dependencia económica con Venezuela y a la violencia que genera el narcotráfico. Pero no olvidemos que Cúcuta a lo largo de sus cerca de 300 años de historia ha tenido más glorias que fracasos. En Cúcuta, se firmó la primera constitución de la Gran Colombia, se construyó el primer ferrocarril del país, y durante muchos años fue la frontera terrestre más activa de Latinoamérica.

La llegada de Iván Duque a la Casa de Nariño el 7 de agosto, y su posterior visita al Catatumbo, simboliza el comienzo de una nueva forma de hacer política sin dádivas. Iván Duque es un hombre joven que le apuesta a un Estado moderno y competitivo.

El nombramiento de su gabinete ministerial deja ver la seriedad política y técnica de su administración. Conformado por igual número de mujeres y hombres con la mejor formación académica y experiencia en el Estado, le dejó ver a los ciudadanos que es un líder incluyente que piensa en el futuro. Sin dejarse afectar por las especulaciones que hubo antes de los nombramientos, las diferentes carteras han tenido buena acogida hasta en sus contradictores.

La economía naranja de Duque es coherente con las necesidades de Norte de Santander en volverse competitivo. Por ejemplo, el Catatumbo tiene mucho potencial en diferentes áreas. Duque respalda la producción de palma africana, en reemplazo de los extensos cultivos de coca. Los escenarios naturales de la zona son de gran atractivo turístico. Si se contara con educación superior de calidad, los catatumberos podrían explotar al máximo estos escenarios con creatividad.

Acabar con los grupos armados ilegales que se nutren del narcotráfico es la primera parte de la tarea. Luego, debemos evitar que, a causa de la pobreza, surjan nuevas formas de violencia. Norte de Santander espera convertirse en un referente de la industria del conocimiento. La educación superior de calidad permitirá que seamos productores de tecnología. Imaginen que nuestro departamento pudiera tener jóvenes programadores incentivados en la creación de apps. La oferta de conocimiento debe estar en función de alejar la juventud de las drogas. El gobierno tiene claro que la producción agraria es fundamental para el desarrollo de Norte de Santander. 

La reducción de impuestos a empresas y la creación de una zona franca especial por 10 años, son algunos de los temas en los que el presidente ya está trabajando, y nos lo hizo saber a la bancada en nuestra última reunión del 3 de agosto. 

El gobierno sabe que incentivar la inversión industrial es clave para salir de la pobreza. Como congresista, entiendo la expectativa de Norte de Santander, por los resultados en las elecciones presidenciales. Queremos sentirnos representados en el Gobierno Nacional. No obstante, debemos comprender que el presidente Duque ha sido claro en que este no será un gobierno de componendas políticas.

Presidente Duque, bienvenido, queremos ser una región que aporte proponiendo y no pidiendo.