Escuchar este artículo

Del trueque al Bitcoin (II)

Viernes, 3 de Junio de 2016
La disputa entre el control que debe tener el Estado de las actividades humanas es una discusión que lleva milenios.

Bitcoin es una moneda electrónica descentralizada, concebida en 2009 por quien se ha dado a conocer como Satoshi Nakatomo (aunque su verdadera identidad se desconoce). A diferencia de la mayoría de las monedas el funcionamiento de Bitcoin no depende de una institución central, sino de una base de datos distribuida. El software ideado por Nakatomo emplea la criptografía para proveer funciones de seguridad básicas, tales como la garantía que los Bitcoin solo pueden ser gastados por su dueño una vez. Funciona como un libro contable descentralizado en el cual los saldos no están ligados a los usuarios sino a las direcciones públicas que ellos controlan.

Los Bitcoin son divisibles hasta en ocho decimales. El límite de Bitcoin disponible nunca superará los 21 millones que no son controlados por ningún gobierno lo que impide  manipulaciones que generan inflación.

La economía Bitcoin es aún pequeña si la comparamos con las  establecidas, sin embargo, todo tipo de bienes y servicios desde automóviles a trabajos de programación freelance  están siendo intercambiados por Bitcoin. Además hay gran cantidad de sitios web que facilitan el intercambio de todo tipo de divisas por Bitcoin y admiten diversos sistemas para transferir fondos.

Las ventajas de Bitcoin son: mayor privacidad; aumento decreciente de la masa monetaria; menores costos de transacción; simplifica y acelera el pago de persona a persona, prescindiendo de intermediarios no deseados; una dirección de Bitcoin puede ser anónima; permite hacer transferencias a cualquier parte, ignorando barreras geográficas o políticas; es transparente.; admite transacciones complejas; nunca se detiene: no hay feriados ni fines de semana para sus operaciones; impide la congelación de fondos; permite la acumulación de grandes fortunas en un espacio mínimo; no requiere confianza en un tercero ni en un determinado sistema legal; no puede falsificarse .

Gracias a la posibilidad de intercambiar Bitcoin con más de noventa signos monetarios, podría convertirse en el método de elección para la transferencia internacional de fondos. El costo de mandar un dólar o un millón dólares es igual menos de un centavo de dólar.

Los defensores de Bitcoin comparan este desarrollo con la imprenta que rompió el monopolio del conocimiento, en este caso rompería el monopolio de los gobiernos en el control de la moneda, dándole libertad a los usuarios, defendiendo la soberanía individual.

La disputa entre el control que debe tener el Estado de las actividades humanas es una discusión que lleva milenios, existen corriente de pensamiento que consideran que el Estado debe ser mínimo y dejar que los mercados funcionen.

El valor de una moneda como cualquier producto se puede transar de acuerdo a la oferta y la demanda y el grado de confianza que genere en los usuarios.

Sin duda Bitcoin es una revolución en el mercado de monedas, tiene grandes cualidades, pero la mano del Estado es larga y poderosa y seguramente extenderá sus tentáculos para reglamentar y meterse en este mercado libre. El avance de internet ha generado un gran problema para los controles que le gusta ejercer a los gobiernos de todas las actividades. Por fortuna, la rapidez de los avances tecnológicos supera la capacidad de movilidad del Estado. Casos como Netflix, las redes sociales son difíciles de controlar sin atropellar la libertad de sus ciudadanos.

En la actualidad dependemos de la supremacía de Estados Unidos y de su moneda el dólar en la que hasta ahora confiamos. Un problema con esta divisa por manipulaciones del gobierno puede generar un colapso financiero.

Bitcoin puede ser la alternativa para vencer el predominio del dólar, eso sería revolucionario y algo extraordinario. No olvidemos que todos los imperios caen.

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas