Escuchar este artículo

Dibujo de un candidato

Domingo, 3 de Abril de 2022
¿Quién sedujo a quién? Difícil saberlo.

Desde febrero está circulando en su tercera temporada la revista Cambio, esta vez es una publicación virtual con una línea editorial marcadamente de oposición al actual gobierno y el uribismo, lo cual se evidencia en la plana mayor de la misma. Su relanzamiento ha ocurrido durante el desarrollo de la actual campaña política.

Con relación a la campaña presidencial se ha situado del lado del candidato Gustavo Petro y abundan los artículos que dan cuenta de los movimientos del líder del Pacto histórico, entre ellos se puede tomar de referencia el escrito de la periodista María Jimena Duzán con el título: Petro ya no es mamerto: crónica de un viaje, fechado el 14 marzo 2022. Ateniéndonos a esta publicación, veamos si  nos ayuda a conocer mejor al mencionado candidato.

Lo primera conclusión: es difícil entender quién es Petro y es esa la misma sensación que teníamos. “Durante tres días seguí los pasos de Gustavo Petro en su visita a Chile como invitado especial a la posesión del nuevo presidente Gabriel Boric y, sin embargo, todavía tengo dificultades para descifrarlo”

A continuación aparecen las descripciones del señorón que si ya estábamos convencidos que es el candidato que representa el cambio “Me dio la impresión, luego de haberlo visto en el trajín, que Gustavo Petro es hoy un hombre de izquierda que hace rato dejó de ser mamerto. Llegó al Hotel Ritz de Santiago, cenó en el restaurante Liguria que es como el Salinas bogotano y en la noche, cuando lo permitía su apretada agenda, siempre tuvo tiempo para acompañar su comida con una buena copa de vino” Más adelante se lee sobre la apariencia del candidato en los actos de posesión del nuevo presidente de Chile, convertido ahora en el espejo donde debe mirarse. “El gabinete de Boric llegó de tenis, con atuendos informales y con sus tatuajes. Gustavo Petro, se fue con su pinta burguesa, zapatos Ferragamo, pantalón y chaqueta de flanel, y sin corbata”

También sabíamos algo de sus asesores cercanos, pero queda claro de donde provienen y que representan. Un ejemplo: “su virtual jefe de campaña, que es el exsenador de La U, Armando Benedetti, tampoco es muy izquierdista que digamos. Benedetti aterrizó donde Petro hace más de un año y forma parte de ese grupo de dirigentes que vienen de la política tradicional que se han ido arrimando a Gustavo Petro. ¿Quién sedujo a quién? Difícil saberlo. Lo cierto es que Benedetti, a pesar de todo lo que representa, es el hombre que le habla al oído al exalcalde”

So pena de ser acusado de descontextualizar agrego otro párrafo del citado artículo: “Sin duda, Gustavo Petro es hoy el nombre más mentado en las casas colombianas. La derecha que lo ha demonizado, lo desprecia por haber sido guerrillero; el centro lo pordebajea porque no lo ve a su altura y la izquierda colombiana, que nunca ha llegado al poder, y que está llena de dinosaurios, lo considera su redentor” Esto último si me preocupa, que sea él un nuevo mesías producto del rechazo a lo actual que, con el afán de cambiar nos enfrasquemos en una aventura que puede terminar mal a juzgar por las muchas promesas etéreas y febriles.

jorgepabonl@yahoo.com

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda