Escuchar este artículo

El culebrero

El ministro de Transporte, Guillermo Francisco Reyes González, ha resultado ser un experto en enredar las situaciones.

Desde hace días estaba por escribir sobre el estilo del ministro de Transporte, Guillermo Francisco Reyes González, quien ha resultado ser un experto en enredar las situaciones, pensando que la gran mayoría de colombianos son de reducida capacidad mental.


Lea: A revisar las cuentas


Su primera salida en falso, ocurrió el 12 de octubre, cuando los motociclistas amenazaron con cerrar las principales vías de Bogotá y para congraciarse con el gremio, decidió montarse en una motocicleta, como si la solución de lo exigido por los moteros estuviera en la imagen que pudiera transmitirles. 

La segunda, tuvo lugar el 7 de noviembre en el municipio de Pamplona, invitado por diputados a la Asamblea, por solicitud sentida de las comunidades de Pamplona y Pamplonita que ven con preocupación los efectos económicos que les traerá la puesta en marcha del peaje ubicado cerca a estos municipios. La cita era a las 9 am y el ministro llegó a las once y media. Luego de escuchar a los participantes, intervino por pocos minutos y se devolvió para el aeropuerto porque según él, tenía otro compromiso. Dicha reunión, no obtuvo los resultados esperados y pienso que la comunidad quedó en las mismas: preocupada y sin solución.

El tercer caso se origina luego de las declaraciones relacionadas con las razones por las cuales aún se presentan dificultades en la expedición del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) creyendo que se resolvería el problema de los posibles infractores, generando la Circular Externa 20221300000197 del 1 de diciembre de 2022, en la cual sugiere a las autoridades municipales se den la pela y violen la ley con base en lo que su grupo de asesores considera viable: sustituir el documento con pruebas por parte del usuario, que evidencie la imposibilidad de comprar Soat.

El ministro no pensó ni por instante que su circular es tan débil jurídicamente, como risible y ridícula al consignar: “…valorar las pruebas allegadas por los presuntos infractores que demuestren la imposibilidad en la obtención del Seguro por causas atribuibles a terceros…”

Frente a este último caso, desafortunado para el ministro, se pronunció el secretario de Transporte y Tránsito quien manifestó contundentemente: “… el que no tenga el SOAT, es mejor que no saque el vehículo…” No solo le asiste razón al Secretario, sino que deja clara la situación en el sentido de que la ley es muy clara en advertir las sanciones a las que se ven expuestas las personas que le hagan caso al ministro, aclarando que la Policía Nacional en su especialidad correspondiente, toma el Código de Tránsito al pie de la letra y hasta más, motivo por el cual, la circular de la máxima autoridad de tránsito en nuestro país, no tiene soporte legal y en cambio, abre la puerta para que en caso de accidente, le toque pagar de su bolsillo al responsable de los hechos y eso traería muchos dolores de cabeza que con una Circular, no se podrán resolver.

Comparto totalmente las declaraciones del secretario de Tránsito respecto al tema y recomiendo que por ningún motivo se conduzca un vehículo sin los respectivos documentos, porque así el ministro tenga un alto cargo en el sector público, califico sus declaraciones y posiciones, como las que hace un culebrero.   

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Domingo, 11 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión