Escuchar este artículo

El padre Rafael García Herreros

Viernes, 13 de Agosto de 2021
En 1956 empezó su obra social El Minuto de Dios con un programa diario en la Televisora Nacional en la que se ayudaba a familias pobres.

Rafael García Herreros Unda nació en Cúcuta el 17 de enero de 1909 en el hogar del general Julio César García Herreros y doña María Unda Pérez. Su niñez transcurrió en la apacible ciudad ubicada cerca del río Pamplonita donde los jovencitos vivían el encanto de sus ingenuas aventuras.

En 1923, cuando Rafael cumplió 14 años, su padre lo envío con su hermano Antonio a estudiar en el seminario Santo Tomás de Aquino de Pamplona regentado por los padres de la Congregación de Jesús y María fundada por San Juan Eudes. Más tarde, en 1932, Rafael ingresó a la Congregación, a la que perteneció hasta su muerte y a la que sirvió con veneración. 

El 19 de agosto de 1934 fue ordenado presbítero, y durante largos años fue profesor en varias instituciones de educación religiosa. Continuó su formación con estudios de filosofía y teología en Bogotá, Roma y Friburgo, y dictó las cátedras de lengua griega y filosofía. Publicó textos griegos y traducciones originales de Edipo Rey, Luciano y Epicteto. Es autor de numerosos libros de cuentos, literatura religiosa, biografías y filosofía.

En 1956 empezó su obra social El Minuto de Dios con un programa diario en la Televisora Nacional en la que se ayudaba a familias pobres con víveres para su subsistencia y dinero para que comenzaran o mejoraran sus viviendas. Fu el inicio de la maravillosa entidad que hoy es ejemplo de mejoramiento de la vida de los colombianos.

Desde 1960 el padre García Herreros ideó la realización del Banquete del Millón con el que se financian muchas de las necesidades de los habitantes del barrio Minuto de Dios. Allí fundó el Museo de Arte Contemporáneo, creó una emisora, una editorial, una programadora de televisión y una universidad, generando un concepto original de urbanismo que es admirado mundialmente.

El proceso para la beatificación del Padre Rafael García Herreros comenzó luego de que el Episcopado Colombiano aceptara la propuesta que hizo el entonces obispo de la Diócesis de Engativá (Bogotá), monseñor Héctor Gutiérrez Pabón. La información fue confirmada por el cardenal primado de Colombia, monseñor Rubén Salazar, quien aseguró que al estar todos los obispos del país de acuerdo en que se abriera el proceso, se da un hecho muy positivo. Es la certeza de que el padre García Herreros fue un hombre de extraordinarias virtudes que merece ser propuesto por la iglesia universal como modelo de cristiano auténtico. 

Recordó el Cardenal que el padre García Herreros manejó miles de millones de pesos que pasaron por sus manos y murió en la pobreza absoluta, por lo que enfatizó que es un hombre virtuoso que entregó su vida al servicio de los demás

García-Herreros fue el promotor de la corriente de espiritualidad Renovación Carismática Católica en Colombia y América Latina. En 1960 invitó a algunos predicadores protestantes de la Iglesia Bautista de los Estados Unidos para que orientaran la formación de los primeros grupos de oración

El 30 de octubre del 2018, en ceremonia presidida por monseñor Francisco Nieto, obispo de Engativá, se clausuró oficialmente la “fase diocesana” de la Causa de Beatificación del Siervo de Dios Rafael García Herreros. Posteriormente, la documentación reunida durante estos años fue enviada a Roma.

Es un orgullo para Cúcuta y para Colombia ser la cuna de tan extraordinario ser humano.

ramirezperez2000@yahoo.com.mx
 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda