Escuchar este artículo

Entre la sensatez y lo absurdo

Sábado, 1 de Enero de 2022
Sensatez, mucha sensatez la que necesitaremos los colombianos para votar en las elecciones de este año.

Sensata ha sido la decisión de una juez que decidió amparar los derechos políticos de los ciudadanos en Cúcuta en horas de la tarde del año que finalizaba, aplazando la revocatoria al alcalde que se había fijado por el gobernador para el próximo miércoles como si se tratare de una inocentada – el término de dos meses está en la ley -, pero hacerla en esa fecha, era mejor “no tirarse la platica”. Ahora debe entender el gobernador que el Tribunal dispone de 10 días hábiles contados a partir del 11 para hacer la convocatoria para escrutadores y claveros, término que vence el 24 de enero; es decir la fecha razonable de la revocatoria debería ser el domingo 30 de enero, eso es lo sensato.

Lo insensato, cuando venía en el carro entrando a Cúcuta antes de Navidad por primera vez por la carretera central – una vía más corta, sin tráfico, bellos paisajes y que pasa por el hermoso pueblo Tipacoque, de donde fue alcalde Eduardo Caballero Calderón -, ví la valla de Alejando Carlos Chacón “ El senador que acabará con el IVA”. Con aprecio y la convicción de que llegará al senado por su buen trabajo y equipo que lo acompaña, eso de que va a acabar con el IVA, ese cuento no lo cree nadie, y ni siquiera presupuestalmente es posible. A las 7 y 30 de ayer escribo la columna y miro por google cuánto representa el IVA en el presupuesto del Estado, y me marca google que para nada tiene guayabo alguno, que representa cerca de 42 billones de pesos. Era más probable la propuesta de un excalde de la ciudad, seguramente después de una fuerte resaca de navidad, que en alguna ocasión propuso que Cúcuta se anexara al estado Zulia de Venezuela.

Sensatez, mucha sensatez la que necesitaremos los colombianos para votar en las elecciones de este año. Como van las cosas, hasta ahora Petro sigue punteando de lejos sobre los otros candidatos. En ese enredo en que se convirtió la escogencia del candidato de centro y de derecha, en esa confusión, quien se ha beneficiado es Rodolfo Hernández quien se mantiene con un importante nivel de aceptación. Llama la atención que un discurso en ocasiones agresivo del exalcalde de Bucaramanga, carente de una proyección a nivel nacional de los problemas del país, tenga durante los últimos meses tanto respaldo. Ni para imaginar lo que sería una segunda vuelta Hernández – Petro. En mi opinión personal, esperaría que a Sergio Fajardo le prospere la protección internacional que ha solicitado y hacia marzo tome fuerza. Todo ello, a no ser que por ahí a finales de enero, Germán Vargas decida lanzarse. Rompe el ajedrez político. Cambia todo. En una entrevista llegó a decir que “mejor buscaran otro marrano”. Por ahora ya podría decir que eso lo dijo fue pero el año pasado.

Absurdo, y para olvidar, lo que vivió Cúcuta en seguridad el año pasado. Insólito que dentro del batallón haya estallado una bomba. Es decir, en el 21 no solo falló la inteligencia preventiva en la ciudad que le corresponde a la policía, sino incluso la militar. Y ni qué decir, por lo grave y preocupante, la evidencia que el atentado en el aeropuerto se preparó en Venezuela. Es decir, de países hermanos como lo decimos en todos los discursos, pasamos a tener hermanos fratricidas, como le sucedió a Roma hace muchos años, cuyo nacimiento fue por el asesinato de Rómulo a Remo.

Insensato, cuando se leen las páginas de la Opinión, y nos enteramos que de manera afortunada las finanzas del municipio van bien. Que el recaudo el año que pasó fueron muy positivas, y entonces ¿porqué el mal estado de las vías si aparentemente las finanzas están bien? Transitar por algunas calles de la ciudad es lamentable. Traté nuevamente de preguntarle a google para que me diera una respuesta a ese interrogante, y se bloqueó. Ahora si tiene guayabo. Feliz año.

 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda