Escuchar este artículo

Espacios públicos

Miércoles, 5 de Mayo de 2021
¿Por qué no se invierte en el mantenimiento del entorno?

En el diario recorrer por las calles de Cúcuta, he podido observar el abandono y deterioro que presentan la gran mayoría de los espacios públicos, Andenes, separadores, plazoletas, parques, la verdad hacía mucho tiempo no veía tanto abandono y desidia para con nuestra ciudad.

Mencionemos algunos lugares céntricos y tradicionales como son El Malecón, este a excepción del área que mantiene y conserva CORPONOR presenta un aspecto deprimente, maleza, pisos levantados, espacios abandonados que hoy sirven como guaridas, agregando a esto los establecimientos que usurparon este espacio, estos usurpadores no tienen ningún compromiso con el entorno ni autoridad que los obligue, exija y reclame lo que ellos se tomaron con la permisividad de los diferentes mandatarios de turno, creí que el alcalde Yáñez con su discurso diferente y cívico lo haría, pero la realidad es otra.

El separador de la avenida  Los Libertadores donde desemboca la calle15, presenta un aspecto deplorable, vergonzoso, al parecer sin que a quienes les compete les importe, antes cuando existía el convenio con CORPOMALECÓN, estos lugares lucían hermosos, con jardines y unas llamativas fuentes, hoy todo es ruina ante la indiferencia de los diferentes mandatarios incluyendo el actual, y si se desplaza más hacia el sur de esta avenida frente a Oro Puro, es sitio donde viven habitantes de la calle, los que hacen y deshacen a la luz del día presentando un dantesco espectáculo, ¿a quién le importa?

Otro lugar encantador y fue un acierto su construcción, es la Avenida del Rio, lugar al que muchos cucuteños concurren para hacer deporte y pasear, pero también olvidado por los responsables de que lusca digno de quienes lo utilizan, solo al personal de VEOLIA los ve uno limpiando y recogiendo, lo que algunos incultos ciudadanos dejan esparcidos. Inmediatamente y vecino a esta avenida está el hermoso parque Playa, otro buen acierto, pero con el agravante de que nunca se deja un presupuesto o las condiciones de que estos hermosos lugares sean mantenidos para el disfrute y la buena calidad de vida de los ciudadanos.

Este parque playa presenta senderos, monumentos interesantes, amplias zonas verdes, una frondosa arborización, pero todo invadido por la maleza, el abandono, el olvido y la incompetencia de quienes son los responsables de que estos lugares luzcan de lo mejor. Yo me pregunto, en este abandonado lugar se construye una cancha de futbol playa por el IMRD, con un cerramiento metálico que debe costar buena cantidad de dinero, ¿para que esa cancha?  que solo levanta un polvero que ahoga a los pobres deportistas, ¿por qué más bien esos dineros no se invirtieron en el mantenimiento del entorno?

Por qué más bien no se contrata un grupo de jardineros que con sus propias herramientas mantengan hermosos los jardines, contraten unos obreros que mantengan las circulaciones, monumentos, plazuelas y demás, y para la tranquilidad del ciudadano, exija a la Policía el señor alcalde para que tenga un grupo únicamente al cuidado y protección del lugar y sus visitantes, una cancha de futbol playa que en un futuro y sin planeación, terminara abandonada como muchos lugares deportivos en esta ciudad, que si no es de privados su destino será el abandono y la desidia.

Escuché en estos días que el señor alcalde Yáñez decía que seguían trabajando por la recuperación de espacios públicos para el disfrute de la gente, quisiéramos saber cuáles parques, porque hasta ahora no se ve en donde están interviniendo o recuperando.

La vía que conduce del Éxito al Club Tenis, en sentido sur- norte, se limita a un solo carril por los escombros de las lluvias pasadas, ya que no hubo interés ni preocupación por despejar y limpiar esa importante avenida y su separador. Ojalá haya un compromiso serio y un plan a largo plazo para recuperar y garantizar estos espacios recreacionales tan abandonados, y de una vez se comience a recuperar el buen aspecto de la ciudad que bastante lo necesita.