Escuchar este artículo

Guillermo Perry Rubio: otro libro

Jueves, 26 de Septiembre de 2019
Un libro agradable a pesar de la complicación de los temas aparentemente áridos, que el humanismo y la alta política vuelven un manjar.

“La juventud es un disparate; la madurez una lucha
La vejez un remordimiento” B. Disraeli.

Sí. Huele a tinta. Se trata del libro de 530 páginas que contiene las conversaciones sobre 50 años relativos a la Economía y la Política de Colombia, que sostiene el maestro Guillermo Perry Rubio con Isabel López Giraldo.

Perry Rubio, oriundo de Samacá, formado en el gimnasio moderno, en Uniandes, más humanista que ingeniero y especialista de Harvard y MIT, ha sido ex ministro de Hacienda y de Energía, cofundador de Fedesarrollo y experto tributarista que le llevó a estructurar reformas en Indonesia, Checoslovaquia, Macedonia, Gambia, Ecuador y Venezuela.  

Un libro agradable a pesar de la complicación de los temas aparentemente áridos, que el humanismo y la alta política vuelven un manjar. Y es que desde el inicio, Alejandro Gaviria nos adentra con su prólogo en el mundo inmenso y pequeño de Philip Roth de la novela “Pastoral Americana” y uno imagina que el recorrido del maestro Perry es completo y bien adobado, de cincuenta años de economía y política colombiana, como el de la novela. 

El título, como que lo dice todo. “Decidí Contarlo todo”, empezando por el enamoramiento en el gobierno de Lleras Restrepo, las cuatro estrategias o la pérdida de la inocencia, Fedesarrollo y su amistad con López MIchelssen u sus reformas, tributaria, petrolera, minera y la burguesa izquierda liberal. 

Vale la pena regresar al Prólogo, pues es un himno a las nostalgias cuando se va llegando al séptimo piso. Alejandro Gaviria pretexta el recorrido de tantos sueños con la novela en la cual Nathan Zuckerman, el “alter ego” de Roth, quiere volver a la adolescencia, con motivo de la celebración del aniversario 45 de la graduación del colegio.  El escenario es previsible; una sala en un hotel decadente. La música nostálgica, convertida en ruidoso lugar común. El paso de los años en los rostros y en los cuerpos. ¿Nos miramos todos los días al espejo? lo desigual e ineludible. 

Sí, amigo que me lee, vale la pena comprar el libro y ya está en “Panamericana”.

Prosigue el recorrido y comenta los sobresaltos de la economía colombiana y los adoba con perfiles de personajes. El de Lleras Restrepo un hombre decidido, de carácter fuerte y de una enorme confianza y seguridad en sí mismo. Cuenta que por ello le inventaron el cuento, que no recitaba la diaria jaculatoria colombiana; “sagrado corazón de Jesús en vos confío” sino; “Sagrado corazón de Jesús confía en mi”. 

Tenía Recuerda de él un verso: “los países en desarrollo son como la mujer honrada; no les pasa nada”. El perfil de Misael Pastrana Borrero, vanidoso y virtuoso.  El de Andrés Pastrana Arango, una persona sorprendentemente superficial, vanidoso sin las virtudes de su padre.  El de Juan Manuel Santos, a quien conoció recién graduado y le pareció un joven inteligente, muy audaz pero muy presuntuoso. ¿Samper? Su humor rayaba en el cinismo. Dijo que lo único grave del proceso 8.00, fue la elección de Andrés Pastrana. ¿El perfil  de Álvaro Uribe Vélez, que no podía tener ministros sino viceministros, él era todo?  Con sus defectos, sus cualidades y sus miserias. No se ahorra nada para trasmitir su franqueza.

Adenda: ¿Cuándo hablarán los candidatos a la Alcaldía de los Temas vitales para la ciudad? Esperamos el foro del Comité Intergremial y el del Colegio de Periodistas.