Escuchar este artículo

Historia íntima de una celebración

Martes, 12 de Octubre de 2021
De esta celebración queda un buen registro en la historia.

Como pasado mañana, 14 de octubre, se cumple la fecha bicentenaria de cierre de las sesiones del Congreso de Villa del Rosario, aún estamos dentro del término para hacer algunos comentarios respecto de la celebración, en general, del evento que para algunos dejó felicidad y para otros sinsabores.

Lo primero que hay que recalcar es que la celebración se organizó directamente desde Bogotá, toda la logística se dispuso directamente desde Bogotá, y las personalidades nortesantandereanas que laboran desde la gélida capital en diferentes posiciones gubernamentales y tuvieron algún grado de participación en la confección de lo realizado, se veían satisfechas por el Parque Grancolombiano el miércoles 6 de octubre, a las 05:00 p.m., hora en que empezó a desarrollarse la programación con la presencia del presidente Iván Duque Márquez.

Desde el punto de vista formal, pienso que todo salió como se tenía programado, y desde el aspecto de fondo, pues ya hemos leído en este mismo periódico La Opinión, principalmente el pasado domingo, a destacados columnistas que coincidieron en hacer el análisis de lo sucedido. Algunos lo hicieron objetivamente, y otros, como están en campaña, aprovecharon para lo propio.

Entre los sinsabores de esta celebración hay un aspecto que se manifestó airadamente por la comunidad, pero en redes sociales, incluyendo a personas con posición social dentro de nuestra comunidad, que calificaron de elitista la celebración. Es verdad de a puño que el evento bicentenario fue muy restringido en cuanto al acceso, pero hay que entender que con los atentados terroristas sucedidos previamente en la ciudad eso se veía venir. 

Lo cierto es que la anterior objeción popular pudieron haberla compensado las entidades territoriales protagonistas con eventos varios de libre acceso popular: exposiciones, conferencias y entrevistas, por ejemplo. Aunque hay que reconocer que hay obras buenas que no son visibles y por ello no se contabilizan. 

Junto con el académico Luis Fernando Niño López, ideamos en la Academia de Historia, en alianza con Caracol Radio y la Universidad Simón Bolívar. Fue así como con la colaboración del señor gobernador, Silvano Serrano Guerrero, que nos facilitó el Centro Cultural Quinta Teresa, organizamos una Exposición Bicentenaria con libros y documentos de la época que recordábamos y la asistencia fue copiosa. Esmeralda Rojas, periodista de Caracol Radio en Cúcuta, transmitió desde el lugar de la Exposición todo el día martes 5 de octubre y lo mismo hicieron todos los canales de televisión locales y nacionales.  

De esta celebración queda un buen registro: 1. La colección de La Opinión que fue generosa en el cubrimiento de los eventos y abrió espacios para explicar didácticamente a los lectores de qué se trataba el Bicentenario. 2. Libros: La historia de la Villa del Rosario, de Daniel Jaimes Cuevas; Historia íntima del Congreso Constituyente de la Villa del Rosario de Cúcuta, publicación de la Gobernación de Norte de Santander y la Universidad de Pamplona; la segunda edición de La hacienda pública en la Constitución de 1821, de Juan Camilo Restrepo Salazar; la Presidencia de la República presentó “200 años de República: las constituciones de 1821 y 1991”; la tercera edición de Fundamentos del derecho constitucional contemporáneo, del académico Iván Ariel Vila Casado, que recomiendo. 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas