Escuchar este artículo

Juega y no gana

Domingo, 17 de Octubre de 2021
Dirán los apáticos a este deporte que hay cosas más importantes en que ocuparnos.

Esta como las veces anteriores acudimos a la cita con la misma ilusión, ganar ha sido y será siempre la consigna cada que juega la selección colombiana de futbol. Dirán los apáticos a este deporte que hay cosas más importantes en que ocuparnos tratándose de un simple partido donde juegan los que dicen representar a todo el país.

 No obstante, ahí estábamos el jueves a las cuatro de la tarde, horario propicio para los pensionados, porque para los empleados no había concluido la jornada laboral. Se justifica ese horario porque había que aprovechar la condición de locales y el bochorno que se siente en la cancha del estadio metropolitano a esa hora vespertina, con la clara intención de menguar físicamente a los uruguayos, los rivales de turno.

La selección participa en la disputa por los cupos suramericanos al campeonato mundial de Qatar 2022 y como en anteriores ocasiones no ha sido fácil la competencia. Se ha cumplido un poco más de la mitad de este torneo y aunque estamos en los puestos que dan paso directo al torneo grande del futbol, nada está asegurado.  El análisis de los matemáticos dice que las probabilidades de clasificar son grandes, hay que ganar los juegos de local y arañar uno que otro punto en los partidos de visitante.

Los teóricos del futbol, dicen por el contario, que con la forma actual de jugar del equipo, a pesar de los cambios y el ahora llamado revulsivo ha intentado imponer el técnico Reinaldo Rueda, no es posible alcanzar la meta clasificatoria. Faltan los goles, faltan los puntos que aseguren el cupo de manera definitiva, se han dejado escapar oportunidades valiosas y la victoria ha sido esquiva. Los empates se volvieron una constante en los últimos partidos y aunque no ha recibido goles el arco de la selección, más por la actuación del arquero David Ospina que por otra virtud del equipo, falta la producción goleadora de sus delanteros, lo cual preocupa mucho.

Se les mojó la pólvora y no se observa en el panorama futbolístico colombiano quien pueda encender la mecha y meter la pelota en el arco contrario, porque las posibles combinaciones de los goleadores ya las probó todas el técnico Rueda y ninguna resultó efectiva. Tampoco el mediocampo ha rendido como se esperaba, en ese sector el recambio no ha dado muchos frutos. Confiemos en que las cosas cambien y se haga llano el camino a la clasificación.

La polémica sobre la inclusión de James en el equipo da para mucho debate, el técnico lo quiere jugando con su capacidad al quinientos por ciento, pero sin embargo incluye en la convocatoria y en la titular a jugadores que no están activos, no hay por tanto coherencia entre el pensamiento y la actuación en este caso específico. Al equipo le falta el conductor y la entrega que siempre ha mostrado James Rodríguez quien ya está en un equipo, aunque no en la mejor liga del mundo, pero al entrar en competencia alcanzará el nivel de antes y tendrá que ser llamado a la selección. Nos vemos en Doha.

jorgepabonl@yahoo.com

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas