Escuchar este artículo

La descolgada de Fajardo

Miércoles, 18 de Mayo de 2022
Para no tener cargos de conciencia.

La gavilla que los organismos de control del Estado fraguaron en contra de la imagen del aspirante presidencial Sergio Fajardo, los agarronazos internos entre los miembros de la Coalición de la Esperanza y lo “tibio” que se muestra en las intervenciones, tienen al candidato arrinconado contra las cuerdas, según las encuestas realizadas hasta fecha.

Y en mi opinión, es lo mejorcito que hay para aspirar a la presidencia, tanto es así, que presumiendo que voy a perder el voto, voy a votar por él.

El ingeniero Rodolfo Hernández, ha cautivado una buena cantidad de simpatizantes, con el discurso monotemático anticorrupción, pero del conocimiento de la cosa pública muy poco y da muestras con mucha facilidad de ser “un viejito cascarrabias”, de tal suerte que no conviene que Colombia sea gobernada por una persona con esas características que solo vergüenza nos hará pasar, ante el concierto internacional.

Al señor Federico Gutiérrez, candidato del establecimiento, con el señor Duque y Uribe a la cabeza, se le han unido la mayoría de partidos políticos tradicionales, asustados por el fenómeno petrista, no representa un cambio, teniendo en cuenta que son los mismos con las mismas que desde hace más de 30 años vienen en forma sistemática postrando en la miseria a millones de colombianos.

Y el señor Gustavo Petro, representando a la izquierda, se ha constituido en un fenómeno electoral, que ven en él un cambio, auspiciado por los desastrosos gobiernos de los últimos años, sin importarles el precio que tengan que pagar, hastiados de la corrupción, el despilfarro, la inseguridad, la pobreza, servicios de salud y educación deficientes.

Si los resultados se dan como muestran las encuestas, los candidatos que pasan a la segunda vuelta, serán Federico Gutiérrez y Gustavo Petro, dos extremos, el uno bien de la derecha, para que los colombianos con el sofisma de una precaria libertad, sigan en caída libre a la pobreza extrema y el otro, de la izquierda, que sería una incertidumbre, por lo que sucede en Cuba, Venezuela, Chile y Nicaragua, cercanos a nosotros. Pero también hay gobiernos de izquierda exitosos como en Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Suecia, por lo que, vuelvo y repito, es una incertidumbre.

En lo que a mí respecta, ante una segunda vuelta entre Federico y Petro, repito mi voto en blanco como sucedió hace 4 años entre el señor Duque y Petro, para no tener cargos de conciencia, como efectivamente no los tengo en este momento.

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda