Escuchar este artículo

La falta de conectividad

Domingo, 12 de Septiembre de 2021
Esta es una muestra más de la forma cómo se hace la contratación pública.

Un escándalo como el que comprometía a la ministra de las TIC no podía aguantar más, el final estaba cantado y se dio con la renuncia de Karen Abudinen antes de la votación final en el trámite de moción de censura que se adelantaba en la cámara de representantes, donde las cuentas se le habían embolatado desde cuando el partido liberal decidió en bloque apoyar la censura.  

La ministra deja su cargo y al hacerlo manifiesta que “está segura de haber actuado con honradez y transparencia, al tiempo que espera que los verdaderos responsables de la defraudación sean investigados y castigados” Como se conoce, el ministerio a cargo de la Señora Abudinen había firmado un contrato para dotar de conectividad a través de internet a 7.000 escuelas dispersas en el territorio nacional para lo cual se le entregó a la empresa contratante un adelanto jugoso de setenta mil millones de pesos, luego se supo que las pólizas de garantía presentadas por el contratista habían sido falsificadas. Al contrato le fue declarada su caducidad, pero los dineros no fueron devueltos por haber sido invertidos y girados a otra empresa. 

Esta es una muestra más de la forma cómo se hace la contratación pública. En algunos casos son los funcionarios quienes incurren en conductas inapropiadas, quedándose con parte del dinero o cobran las llamadas coimas, en otras son los contratantes los que de manera fraudulenta actúan y sacan provecho; una y otra son formas de corrupción y degradan la gestión pública. 

Una de las situaciones difíciles que puso al descubierto la pandemia actual –porque todavía no ha terminado- fue la falta de conectividad de los colegios y escuelas públicas, lo cual ha dificulta en gran medida la educación remota impuesta sobre la marcha ante el avance de la covid-19. Así las cosas, el objeto del contrato firmado en diciembre del año anterior estaba justificado, a través de él llegaría el internet a los centros educativos públicos en quince departamentos, entre otras cosas, Norte de Santander no está incluido en ese plan de expansión. Su costo es muy alto y el adelanto es una cantidad grande de dinero que hoy se considera de muy difícil recuperación. 

La anhelada modernización de las escuelas y colegios que pertenecen a la educación pública va a tener que esperar porque es necesario aclarar todo lo que tiene que ver con esta negociación que le ha costado el puesto a la ministra Abudinen que, ha dado para todo tipo de situaciones incluida la burla a la cual fue sometida la exfuncionaria y la utilización de su apellido para significar que alguien se ha robado dineros del estado, sin que esto se haya demostrado. 

Este episodio le servirá al gobierno nacional para hacer una reflexión profunda –si desea hacerlo- y analizar la forma como se está haciendo la contratación. Esperemos que las investigaciones tengan la rigurosidad que se requiere y se aclare de manera suficiente lo ocurrido, poniendo al descubierto a los culpables y anunciando el castigo al que se hacen merecedores. Algo bueno y rescatable debe quedar de este sórdido episodio. 

jorgepabonl@yahoo.com 

Image
La opinión
La Opinión