Escuchar este artículo

La razón exige su propia naturaleza

La sabiduría de la lógica nos enseña que el derecho original del ser humano es hallar una opción cultural digna.

¿Siempre vamos a evadir la responsabilidad de pensar? ¿No será bueno adoptar un propósito juicioso para nuestro porvenir, en lugar de dejarlo todo en manos del facilismo o del azar?


Lea: Parcheo chambón


La sabiduría de la lógica nos enseña que el derecho original del ser humano es hallar una opción cultural digna y construir un soporte de identidad apropiado para su anhelo de libertad.

El ejemplo preciso es el origen del universo, el cual ha sido fundamental para entender el orden de las cosas, o su desorden -si así se prefiere interpretar-, la perfección y la imperfección, o la realidad frente al misterio.

Porque pensar es percibir un mundo dual, científico y espiritual que, aunque sugiera dimensiones diferentes, nos da la confianza intelectual y moral para intentar comprender los secretos de la naturaleza.

Y siempre habrá una idea innata que nos articule con la eternidad y remiende aquellos pedazos que nos va cortando el destino, cuando nos abandonamos a las meras especulaciones mortales.

Todas estas evidencias conforman un sistema jerárquico y complejo, con un pensamiento dispuesto a hallar las alternativas de evolución registradas en la memoria de la vida.

EPÍLOGO: La directriz la da el conocimiento, para superar la fragilidad y redimirla con una verdad inteligente, con la única razón viable para compensar, progresivamente, los vacíos de la ignorancia.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en:  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Lunes, 9 de Enero de 2023

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión