Escuchar este artículo

La salud en Colombia

La salud pública en Colombia es mucho mejor que la de muchos países.

Una de las propuestas más recurrentes de los políticos colombianos es hacer una reforma del sistema de salud, para implantar otro que de manera milagrosa resuelva todas las contingencias que pueda presentar la salubridad de los ciudadanos.

A pesar de las críticas que se difunden de manera frecuente, la salud pública en Colombia es mucho mejor que la de muchos países, incluyendo los altamente desarrollados, sin desestimar que hay defectos que deben erradicarse. En Estados Unidos, el país más desarrollado de las Américas, por ejemplo, no han podido crear un sistema general de salud pública, y hoy los ciudadanos tienen que comprar individualmente los seguros privados para que puedan ser atendidos en los establecimientos hospitalarios.

El sistema de salud que se creó en Colombia es un experimento positivo y adecuado a la realidad del país. Naturalmente, con defectos que pueden corregirse y mecanismos que deben mejorarse. Se requiere la visión futurista de adecuar las instituciones a las nuevas realidades, reformarlas para suprimir sus errores y optimizarlas, sino proponer, de una vez por todas, acabarlas para crear otras nuevas.

Pareciera que se va a proponer un esquema como el ya superado del Instituto de Seguros Sociales, que se concibió con una financiación tripartita (Empleador – trabajador - Estado) y que fracasó precisamente porque éste no dio sus aportes y porque nunca logró una cobertura aceptable. Estatizar nuevamente la salud es un grave error

La corrupción no se suprime reformando las instituciones sino reformando los hombres, y estableciendo mecanismos de control eficientes administrados por personas honradas. En temas como éste es necesario tener muy claro lo que se quiere implantar, y proceder con prudencia para no caer en errores que pueden resultar demasiado costosos en el futuro.

Es peligroso dejarse llevar por las expresiones alarmistas de unos y por los intereses soterrados de otros tratando de complacerlos a todos, que es la manera más fácil de tomar el camino equivocado. Y mucho más riesgoso es caer en la tentación del “populismo”, ofreciendo hoy lo que no sabemos si se puede entregar mañana. Países tan poderosos como Inglaterra llegaron casi a la ruina por su sistema de salud pública mal diseñado. El mejor servicio es el que se puede prestar realmente y no el que ofrece más de lo que se puede dar.

La seguridad social es una de las principales funciones del Estado, y es la que le ha dado una dimensión amplia en la protección de los ciudadanos. Todos los países tienen con mayor o menor nivel, instituciones dedicadas a la prestación de servicios de salud, protección laboral, atención a la familia y recreación. En Colombia tenemos un sistema de amplia cobertura y gran calidad que ha demostrado su eficiencia en eventos tan delicados como la pandemia de la COVID que se pudo controlar con eficiencia. Naturalmente los defectos que acusa el sistema de salud colombiano se pueden corregir con un criterio técnico y con la aplicación oportuna de la justicia que castigue a los infractores de la ley.

ramirezperez2000@yahoo.com.mx

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Domingo, 2 de Octubre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión