Escuchar este artículo

Lo que realmente sorprende

Sábado, 16 de Enero de 2016
Lo primero que sorprende de ese listado es que todas las ciudades que ocupan los 10 primeros lugares son de América Latina.

Sabidas algunas cifras de lo ocurrido el año anterior, no dejan de asombrar.

Así por ejemplo, se dio a conocer el listado las ciudades más peligrosas del mundo, teniendo en cuenta como índice de la inseguridad el número de homicidios cometidos durante el 2015, de acuerdo con el registro de las autoridades.

Lo primero que sorprende de ese listado es que todas las ciudades que ocupan los 10 primeros lugares son de América Latina.

La que se coloca a la cabeza es San Pedro Sula, Honduras, ciudad que ostenta esa distinción desde hace años.

Por otra parte y gracias a la grave situación económica que se refleja de manera peligrosa en lo social, la ciudad de Caracas es la que se ubica en el segundo lugar de esa no muy honrosa clasificación con un total de 115.9 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Después aparecen Acapulco (Mexico), Joao Pesoa (Brasil), Distrito Central (Honduras), Maceio (Brasil), Valencia (Venezuela), Fortaleza (Brasil) y en el noveno lugar la ciudad de Cali con un incidencia de homicidios de 65.2/100.000 hab.

Para desgracia nuestra, entre las primeras cincuenta también aparecen las siguientes ciudades colombianas: Palmira (32) Pereira (36) y Medellín (49)

Pero lo que realmente sorprende y desconcierta para quienes queremos esta tierra, es que nuestra amada Cúcuta registró el año pasado un índice de 28.4 homicidios por cada 100 mil habitantes de este valle y ocupa el lugar 47 en esa funesta lista.

No es nada honroso estar incluidos en esa lista negra, por contrario es motivo de verdadera preocupación.

Es de esperar que las autoridades civiles y de policía conozcan esas cifras y lo más importante que tengan planes a corto plazo para revertir esa tendencia, para brindarle mayor seguridad a los habitantes de nuestra ciudad, a la cual le quedará muy difícil superar la situación actual si esas condiciones no son modificadas y las cifras de homicidios reducidas en forma significativa.

La seguridad de los ciudadanos debe ser prioritaria para el gobierno municipal que todavía se está estrenando. Si es cierto que escoba nueva barre bien, esa es una tarea que bien puede acreditarse con rapidez el alcalde César Rojas y demostrar que su gestión se desarrollará en beneficio de todos los cucuteños que merecemos una ciudad pujante, pero sobre todo segura.