Escuchar este artículo

Los agujeros de la ciudad

Sábado, 11 de Abril de 2015

La explicación oficial según la cual el calor es el factor del deterioro de los semáforos de Cúcuta resulta peregrina y deleznable. Está fuera de contexto,  para omitir la realidad. Como se hace frente a otros problemas que cotidianamente agobian a la comunidad local.

El mal estado de los semáforos es uno de los agujeros de la ciudad. No hay sin embargo reconocimiento serio de su deterioro y por consiguiente la solución siempre ha sido de remiendos. Es la recurrencia en el manejo errático de asuntos de la gobernabilidad.

Y como el de los semáforos hay otros agujeros. Están en la educación, cuyo manejo  genera vacíos y enreda el tejido de la enseñanza hasta su debilitamiento. Otro es el de la alimentación para estudiantes pagada con recursos oficiales. Todo se hace sin el cumplimiento de los estándares establecidos o convenidos. También hay agujeros en la seguridad. Los delincuentes encuentran los espacios propicios para la comisión de sus actos allí donde las autoridades no ejercen la función de protección que les corresponde. Se dan las condiciones propicias para homicidios, extorsiones, raponazos, robos y  otras agresiones contra la integridad y los bienes de las personas,  en cualquier momento.

El agujero del espacio público es ostensible. Mas no se trata solamente de la proliferación del comercio informal con ocupación de múltiples lugares y la consiguiente alteración de la movilidad de las personas. La falta de planificación lleva al desgreño y a la liviandad en el ordenamiento de actividades laborales. Además, no se tienen opciones de adecuada solución.

La propia Administración, por la incompetencia y desdeñosa conducta de algunos de sus servidores, puede ser otro agujero. Cuando no hay calidad, ni claridad y  se incurre en desvíos, muchas veces calculados, se surten esas formaciones oscuras y absorbentes. Como las que están en la órbita de la Secretaría de Tránsito.

Se hace necesario por eso  corregir el rumbo, a fin de que el destino de la ciudad no se haga incierto.

Puntada

Pueda ser que la Cumbre de las Américas reunida en Panamá haya dejado  resultados que sirvan para el fortalecimiento de la cooperación entre los Estados de la región continental. Cooperación que debe estar basada en el respeto recíproco a la soberanía de las naciones.
/*/
A pesar de los esfuerzos de la derecha y de quienes siguen adictos a la guerra, las posibilidades de las negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana tendientes a un acuerdo de paz,  se fortalecen. Sin duda, la democracia saldrá bien librada.