Escuchar este artículo

Mujeres con las enaguas bien puestas

Miércoles, 19 de Octubre de 2016
Tal es el caso de Mercedes Ábrego, la heroína cucuteña, cuyo sacrificio conmemoramos mañana 21 de octubre.

En todo tiempo lugar, modo y circunstancia, ha habido mujeres que han sobresalido por su heroísmo, su dedicación a la causa, cualquiera que ella sea, y su temple de armas tomar, aunque nunca las hayan tomado.
   
Tal es el caso de Mercedes Ábrego, la heroína cucuteña, cuyo sacrificio conmemoramos mañana 21 de octubre,
   
De Mercedes Ábrego se han dicho muchas cosas: Que no se llamaba Mercedes sino Francisca de Las Nieves. Otros dicen que su verdadero nombre era María de las Mercedes Reyes Ábrego. Y para algunos su nombre era simplemente Mercedes Reyes.
   
En lo que todos están de acuerdo es en el hecho de que fue consumada patriota, amiga de Bolívar y de Santander. Joven, viuda y hermosa, puso su belleza y su viudez y sus conocimientos de modistería al servicio de la causa patriótica.
   
“Alta costura”, decía la publicidad con que anunciaba su taller en Cúcuta en los altos de un segundo piso. Allí acudían mujeres y caballeros, por lo que se mantenía informada de todo lo habido y por haber. Información que creía útil para los rebeldes, de inmediato la hacía llegar al ejército patriota, no por chismosa sino por su compromiso con la revolución.
   
Después de la Batalla de Cúcuta (28 de febrero de 1813) Mercedes le confeccionó a Bolívar una hermosa chaqueta con hilos de oro y botones dorados. Ella misma le tomó las medidas y se la midió varias veces. Bolívar, orgulloso de su chaqueta, la siguió luciendo cada vez que se vestía de gala.
   
Pero la vida tiene sus peros. Bolívar se marchó a la Campaña Admirable (en Venezuela) y Santander quedó con pocos hombres mal armados para defender a Cúcuta, por si los españoles volvían. Y volvieron, esta vez al mando del sanguinario Bartolomé Lizón. Derrotaron a Santander en los Llanos de Carrillo, entraron a Cúcuta e iniciaron la persecución contra todo lo que olía a patriotismo.

Cuando supo de Mercedes Ábrego, la amiga de Bolívar y de Santander, Lizón les dijo a sus hombres:

-Tráiganme a esa costurerita para yo descoserle la cabeza con un bayonetazo.
   
La costurerita se había refugiado donde unos familiares en Urimaco, y hasta allá llegaron los realistas. La condujeron maniatada a Cúcuta y el 21 de octubre la degolló Ignacio Salas.
   
Con Mercedes murieron ese mismo día Juan Agustín Ramírez, Andrés Colmenares, Francisco Santander, José Otero, Francisco Sánchez, Mariano Quintero y 35 patriotas más.
 
Mañana, viernes 21, la Academia de Historia de Norte de Santander y la Secretaría de Cultura de Cúcuta les rendirán homenaje a Mercedes Ábrego y a los demás héroes cucuteños, en el parque Mercedes Ábrego (frente a la iglesia de San Antonio), a las nueve de la mañana. Estamos todos invitados. Allá nos vemos.