Ocaña, 450 años

Martes, 15 de Diciembre de 2020
Ocaña cumplió ayer 450 años de su fundación con mucha alegría por parte de sus hijos presentes y ausentes.

Luego de que el historiador ocañero Luis Eduardo Páez Courvel demostrara fehaciente e irrebatiblemente que su ciudad fue fundada el 14 de diciembre de 1570, nadie en la misma ha intentado siquiera controvertir su juiciosa investigación histórica.

Ocaña cumplió ayer 450 años de su fundación con mucha alegría por parte de sus hijos presentes y ausentes. Alterno con lo anterior, hay que decirlo, hubo un sentimiento de tristeza porque la ley que se tramitó en el Congreso de la República para que el Estado se asociara a la celebración fue despiadadamente mutilada en su redacción inicial, donde se buscaba que quedaran algunas obras para la ciudad y no sólo que se distribuyan alegremente resoluciones y medallas. Esa melancolía también se sintió por la situación sanitaria que vive el mundo y que en el rincón ocañero no es ajena.  
 
Independientemente de toda la promoción y programación previa a la fecha que ayer celebramos, me interesa reseñar los libros que se presentaron: primero, la reedición del libro “Libaneses y sirios en Ocaña. Una biografía colectiva escrita por Zajia M. Numa”. Su primera edición constó apenas de dieciséis unidades.

Hoy Zajia no está con nosotros y seguramente hubiera enriquecido enormemente su obra y estaría complacido de la nueva edición. En la Academia de Historia de Ocaña, que también sesionó solemnemente y con estrictas medidas de bioseguridad, presentamos el saludo y felicitación de parte de Academia de Historia de Norte de Santander y nuestro miembro honorario, el poeta uruguayo Fernando Chelle Pujolar, quien actúa como editor, presentó el libro “El solar de la cocota. Ocaña 450 años: desde la fundación de la ciudad hasta la creación de la Gran Provincia: 1570-1849”, que es el primer tomo de una monografía de la ciudad, a la que el autor le ha dedicado tantos años de su vida investigándola, y en realidad su indagación se extiende a toda la provincia. Finalmente, el libro de poemas “Homenaje a Ocaña en sus 450 años”, autoría de Johny Armando Sánchez Angarita, profesor del colegio José Eusebio Caro,  
*****  

El pasado viernes 11 de diciembre, a las 05:00 p.m., la Academia de Historia de Norte de Santander -AHNS- realizó su sesión solemne y virtual para finalizar el año. En dicha sesión, además de cumplir lo dispuesto en los estatutos, se hicieron tres homenajes muy merecidos: se ascendió a miembro de Número al doctor Carlos Francisco Corredor Pereira por sus condiciones intelectuales, académicas y espíritu de servicio con la corporación, y al doctor Fernando Humberto Mayorga García, actual secretario de la Academia Colombiana de Historia, con un largo recorrido en sus investigaciones de la historia del derecho, principalmente, y pertenece a nuestra AHNS desde el año 1987, fue ascendido a Miembro Honorario. El “Premio a toda una vida: 2020” se le confirió al pintor duranense Reinaldo Cáceres Valencia. Es en realidad “a toda una vida”, pues con su calidad de octogenario aún sigue en la brega. Su paisano, el ingeniero Fernando Velandia Caicedo, escribió y leyó una sentida semblanza del galardonado. Me disculpan los 
lectores que publique todas estas cosas, pero es necesario divulgar que en la región hay movimiento cultural.