¿Para qué sirve el ‘empalme’?

Jueves, 7 de Noviembre de 2019
El “empalme “ es un proceso, además, estratégico de interés público que le brindará a Jairo, el nuevo alcalde, muchos insumos para ensamblar su nuevo plan de desarrollo.

“No conozco la clave del éxito. Pero sé que la del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”, Woody Allen.   

Pues el empalme, sirve para mucho y para nada. En el reino de la impunidad, para nada. Aquí en Cúcuta conocemos varios casos de exalcaldes a quienes el “empalme de gobierno” les importó un pepino, pese que la Ley 951 de 2005 cantaba y sigue cantando que es de obligatorio cumplimiento. Figura esta que si la trasladáramos al derecho disciplinario, generaría una falta gravísima con las sanciones posteriores correspondientes y hasta muerte política por un rato. 

Hace muchos días vengo observando la premura y la ansiedad,  que coordina y ensambla Gandolfo en Planeación Munipal, con las cuales los secretarios del Despacho, Directores de Departamentos Administrativos, Gerentes de entidades descentralizas, y demás funcionarios de la alta dirección  de la administración de César Omar, vienen preparando los informes de gestión para consignar en el acta de empalme que le entregarán esta semana al Ingeniero Jairo Yáñez Rodríguez. 

Jairo llegará feliz a las inauguraciones de las “megaobras” que le dejan, en esta segunda modernización de Cúcuta, luego de las dos anteriores adminiustraciones municipales parásitas del nivel central, la de Riascos y la de Ramírez. 

Los funcionarios de la administración municipal actual han realizado todos los esfuerzos para ese informe completo, me consta, porque además, la Circular Conjunta No. 18 de 2015  de la Procuraduría y la Contraloría General de la República, les dio un plazo perentorio para la elaboración del informe de Gestión para  el  empalme entre septiembre y octubre , que tiene que servir para revisar sus logros, generar alertas oportunas  y realizar acciones correctivas antes de entregar la administración. 

El “empalme “ es un proceso, además, estratégico de interés público que le brindará a Jairo, el nuevo alcalde, muchos insumos para ensamblar su nuevo plan de desarrollo. La Ley 951 de 2005, establece tres fases, la primera para la administración saliente, para la preparación de los insumos ya referidos,  la segunda dirigida a Cesar Omar y a Jairo juntos, que darán a conocer las actividades  convenidas de información e intercambio de las mismas para su aprovechamiento y recomendaciones recibidas.

No sobra agregar que las comisiones , unas y otras la del que entrega y la del que recibe, tienen ayudas muy prácticas, elementales y didácticas , que son las guías que suministra el Departamento Administrativo de la Función Pública para un empalme exitoso, pese a que sus mismos servidores públicos enviados a esta tierras de Dios las desconoscan. 

Es muy Importante designar rápido la comisión asesora de Jairo, al fin y al cabo, dos o tres cabezas piensan mejor que una sola y caprichosa, y la rectoría de la ciudad que llega, necesita estar informada, conocer el estado de cada uno de los temas más importantes de la municipalidad, que áreas y rubros deben ajustarse. Y lo inminente; la atención prioritaria a los proyectos que están en curso y a punto de finalizarse. 

El Empalme se inicia formalmente con la entrega que hace Cesar Omar del Acta de Informe de Gestión  a Jairo, el nuevo alcalde. Entre Noviembre y Diciembre dicen las guías de empalme trabajarán ambos equipos. Y entre Enero y Marzo siguientes, Jairo  tomara las medidas para garantizar la continuidad de los servicios básicos a la ciudadanía y la correcta ejecución de los procedimientos administrativos y financieros de la administración para mitigar cualquier traumatismo asociado al cambio de gobierno. Eso dice la Ley    

 Adenda 1 :  Así que a trabajar y muchos éxitos.  La institución municipal está muy estudiada y conocemos todos los temas gruesos y los delgados, tenemos además , toda la información y no hay necesidad de más diagnósticos.  

Adenda 2 : ¿En qué irá el POT?