Escuchar este artículo

Revista de jurisprudencia

Martes, 15 de Febrero de 2022
De la celebración del Bicentenario de la Carta de 1821 se sigue engrosando la literatura jurídica.

Está en las vitrinas de las librerías la edición número 374 de la denominada Revista de la Academia Colombiana de Jurisprudencia, que, según la corporación, es una “Edición especial bicentenario. Constitución política de 1821”. Lo es en el sentido que dedica el capítulo cuarto de la obra al citado bicentenario, con dos artículos pertinentes escritos por Armando Martínez Garnica: Elementos protocolarios de la Constitución de la Villa del Rosario de Cúcuta y Los Congresos constituyentes que nunca existieron; Iván Vila Casado, escribe sobre Principios y valores en las Constituciones de 1821 y 1991, y el académico venezolano Pascual Mora García, quien escribe sobre La escuela lancasteriana: génesis del sistema escolar republicano en la Constitución de 1821. Todos ellos miembros activos y dilectos de la Academia de Historia de Norte de Santander. Esta edición No. 374 de la citada revista viene a reforzar la literatura que dejó el año pasado la celebración de los 200 años de la Carta de 1821 y que relacionaré más adelante para los interesados en historia del constitucionalismo colombiano o Grancolombiano.  

Desde luego que me gustaría comentar todos los artículos del mencionado capítulo cuarto, pero entenderá el lector que sólo puedo hacerlo tangencialmente. Así las cosas, es llamativo volver a leer sobre el método lancasteriano de enseñanza mutua importado de Londres para implementarlo en la Gran Colombia, consistente en que los alumnos de cursos superiores enseñan a los estudiantes de los primeros cursos. Son los famosos monitores, que aún los hallamos presentes en varias universidades, cuyo sistema, llamado monitorial, se debe al cuáquero inglés Joseph Lancaster.   

 Aunque el profesor Pascual Mora García no lo menciona en su ilustrativo artículo en comento, lo cierto es que, para 1821, una república naciente y con afugias económicas, el sistema lancasteriano de enseñanza le venía como anillo al dedo al nuevo Estado por la enorme cantidad de dinero que se ahorraba - o que no tenía - para cumplir el mandato constitucional de la educación pública. Así las cosas, si dejamos a un lado la división política territorial de la época, tenemos que, durante el gobierno del general Francisco de Paula Santander, se fundaron en lo que hoy es Norte de Santander varias escuelas lancasterianas: en Pamplona, Villa del Rosario, Chopo (Pamplonita, desde 1913), Silos, Labateca, Chitagá, Cúcuta, San Cayetano, Salazar y Santiago.    

 Entonces, de la celebración del Bicentenario de la Carta de 1821 se sigue engrosando la literatura jurídica con la Revista de la Academia Colombiana de Jurisprudencia reseñada. Además: 1. La colección del periódico La Opinión que fue generosa en el cubrimiento de los eventos y abrió espacios para explicar didácticamente a los lectores de qué se trataba el Bicentenario. 2. Libros: “La historia de la Villa del Rosario”, de Daniel Jaimes Cuevas; “Historia íntima del Congreso Constituyente de la Villa del Rosario de Cúcuta”, publicación de la Gobernación de Norte de Santander y la Universidad de Pamplona; la segunda edición de “La hacienda pública en la Constitución de 1821”, del exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo Salazar; la Presidencia de la República presentó “200 años de República: las constituciones de 1821 y 1991”; la tercera edición de “Fundamentos del derecho constitucional contemporáneo”, del académico Iván Vila Casado, y “La Constitución de Cúcuta de 1821 en su contexto”, cuyos editores fueron Bernd Marquardt, David Llinás y Juan F. Romero. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda