Escuchar este artículo

Sin calzones

Jueves, 23 de Junio de 2022
Anverso y reverso

No sé por qué, ni desde cuándo, ni cómo sucedió todo, pero yo le creo a mi amigo Hugo Espinosa Dávila, quien es mi asesor de cabecera en cuestión de datos ocultos, fechas que no se sabían, conmemoraciones estrafalarias, nombres raros, situaciones insólitas y descubrimientos de cosas no descubiertas.

No sé cómo hará Huguito para conseguir todo lo que nos cuenta en su chat, pero el asunto cobra mayor valor sabiendo que sus patrocinadores son nada menos que la Fundación cultural el Cinco a las Cinco, que anda en todo, y la floristería Pistilos, que distribuye las flores más hermosas de todo el planeta.

De modo que hay que creerle cuanto cuento, falso o verdadero, nos trae día a día, bajo el pomposo nombre de “Mirada al pasado”, que otea desde sus alturas nuestro querido excónsul.

Para no hacer más larga esta introducción, les diré que el cuento es que ayer se celebró –según Hugo-, el día de las mujeres andar sin ropa interior. Y para que vean que no es invención mía, ni que les estoy levantando falsos decires a las mujeres, copio textualmente de Mirada al pasado, de ayer 22 de junio. Abro comillas: “Conmemoraciones: Día del Sagrado Corazón de Jesús. Día del abogado en Colombia. Día internacional de los bosques tropicales. Día del politólogo. Día del zootecnista. Día del futbolista argentino. Día internacional del Volkswagen escarabajo. Día de la hamaca. Día mundial del suelo y la tierra fértil, y Día Mundial de las mujeres que se visten sin ropa interior”. Cierro comillas.

 (Un paréntesis: Hablando de abrir y cerrar comillas, me gusta cuando en los discursos, el orador, para citar a  alguien, levanta la mano y traza en el aire unas comillas, y los asistentes entienden que está diciendo algo que no es de su cosecha, sino de un costal ajeno. Cierro paréntesis).

 Como ven, ayer fueron varias celebraciones y yo me atuve a ellas. Fui a misa por ser el día del Corazón de Jesús, a quien Colombia está consagrada, a pedirle que nos tenga de su mano, a partir del próximo 7 de agosto. Salí de misa y cogí mi directorio (ahora se dice mis Contactos), para felicitar a mis amigos y amigas abogados y abogadas. Me fui en busca de bosques tropicales y encontré árboles achicharrados y podados a la topa tolondra. No llamé a ningún politólogo porque ahora esa plaga abunda. El lunes mucha gente amaneció diciendo: “¿Ve, no se lo dije?. Yo ya sabía quién era el ganador”.

Zootecnistas no conozco ahora, pero recordé cariñosamente a Abelardo Osorio y al profesor Bolívar, mis excelentes profesores de Zootecnia en la Normal Rural de Convención. Futbolistas argentinos, me quito la gorra ante varios como Messi, Maradona, mi amigo Hugo Ignacio Lóndero y otros. Del Volkswagen escarabajo sólo puedo decir que soy un eterno enamorado de ellos, aunque tengan nombre masculino. Ni hablar de la Hamaca, mi compañera fiel desde la infancia, y porrazos que me di por estar encaramado en ella. Y en cuanto a la tierra fértil, proclamo orgullosamente que soy del campo y me enternezco ante una semilla cuando germina.

Sólo me queda la última celebración. Confieso que no sabía del gusto de ciertas mujeres por andar sin nada debajo. Pero cierto será cuando Huguito lo dice. Ahora recuerdo que un amigo me contaba de alguna novia que usaba yines con los bolsillos rotos. Tal vez para combatir este calor tan macho, pues debajo no llevaba ninguna otra prenda, y así podía sentir algún fresquito. Yo no le creía. Pero sorpresas te da la vida.

gusgomar@hotmail.com

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda