Escuchar este artículo

Una luz al final del túnel

Sábado, 11 de Septiembre de 2021
Hay quienes consideran que esta primera fase de diálogos terminó con acuerdos distantes de la situación real que se vive en Venezuela.

Auspiciado por el Reino de Noruega y con el apoyo del gobierno mejicano, el pasado 13 de agosto se firmó el Memorando de Entendimiento en Ciudad de México entre el gobierno de la República Venezolana y la Plataforma Unitaria de Venezuela (oposición). 

En la primera ronda de conversaciones realizada entre el 3 y 6 de septiembre, con la participación de 26 delegados, se expusieron estos temas: la defensa del territorio en disputa con Guyana, mecanismos para recuperar los fondos congelados en el exterior, el combate a la epidemia del covid-19 y cómo acceder a la ayuda económica internacional para atender la crisis sanitaria que afecta al país. 

La defensa de la soberanía nacional es un tema que une a los venezolanos, por esto los delegados llegaron a un acuerdo respecto a la defensa de la soberanía de Venezuela sobre el Esequibo Guyana. El segundo acuerdo temporal firmado es el relacionado con la necesidad de rescatar los activos congelados en el exterior. 

Todo parece indicar que la oposición participará el 21 de noviembre en los comicios regionales y municipales. Esta sería la primera intervención desde 2017. Según comunicado conjunto, es un día de victoria para todas y todos los venezolanos.

Se termina la primera fase de unos encuentros entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición que buscan superar las difíciles condiciones que se registran en Venezuela desde el punto de vista económico, político y humanitario.    

Hay quienes consideran que esta primera fase de diálogos terminó con acuerdos distantes de la situación real que se vive en Venezuela. Se espera que, en el segundo encuentro en México entre el 24 y 27 de septiembre, los puntos a tratar se enfoquen en el sistema de justicia venezolana.

La delicada situación del vecino país ha llevado a los lideres de la oposición a plantear escenarios diferentes a la estrategia de cerco diplomático y gobierno de transición, los cuales solo han servido para fortalecer en el poder al actual gobierno.

Sin duda los diálogos serán procesos agotadores cuyos logros están al final de los ciclos. Pero no queda otro camino. Colombia, y en especial nuestra región será la principal beneficiada de cualquier acercamiento de las partes. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion
 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas