Escuchar este artículo

Vías 4G

Lunes, 29 de Junio de 2015
Está  en trámite un contrato para reparar 6 kilómetros de la vía Salazar- La Laguna por cuarenta y dos mil millones de pesos. 

Muchos de nuestros coterráneos se quejan porque el Norte de Santander no ha  sido incluido dentro del programa nacional de vías de cuarta generación, o 4G como abreviadamente se le conoce. Pero cuan equivocados se encuentran, ya que está  en trámite un contrato  para reparar seis kilómetros de la vía Salazar- La Laguna por la friolera de cuarenta y dos mil millones de pesos. 

Eso supone que lo que se va a realizar allí no es una reparación de la carretera sino que se va a construir un tramo de súper autopista con viaductos y túneles que dejaran boquiabierto al más osado de los salazareños, quienes ahora sí, verán los milagros de la virgen de Belén en forma palpable.

Como quiera que la inversión es de tal naturaleza  que  a muchos la suma no nos cabe en la cabeza, me tomé la molestia de  pedirle a dos ingenieros amigos que hicieran un cálculo aproximado de cuánto podría valer el kilometro nuevo de vía pavimentada y con unas especificaciones acordes con el tráfico y  el terreno. 

Pues bien, el primero de ellos  estableció como suma máxima  la de dos mil quinientos millones con todas las arandelas posibles y el segundo  fijó en dos mil ochocientos millones el kilómetro  pero con el ítem de construir quinientos metros de muro de contención.

Hechas las sumas y las restas las cifras no cuadran por ninguna parte, los salazareños  estaban convencidos que con los cuarenta y dos mil millones se repararía toda la carretera desde Puente Gómez a Salazar, pero no es así, solo seis  kilómetros serán los reparados. 

O sea que kilómetro de reparación sale por la friolera de siete mil millones de pesos. 

Haciendo un símil con la carretera que se construirá para el nuevo Gramalote,(aquella del famoso estudio ambiental),esta cuesta mucho menos, pero es una nueva vía y tiene un gasto extra que es comprar los terrenos por  donde  ha de construirse.

Por ello, en vista del altísimo costo  de la adecuación de los seis kilómetros es que consideramos que lo que se va a realizar es una nueva vía,  con las especificaciones de 4G. 

Definitivamente el departamento entra en la era de la modernidad vial y nos abriremos al mundo con inversiones de esta naturaleza.

Pero como no todo es belleza, se anuncia que en la entrada del municipio de El Zulia se establecerá un nuevo peaje, que gravará a las gentes de los pueblos de occidente que para recorrer cincuenta kilómetros necesitan de dos horas y media, como desde hace cincuenta años; se dirá que con el recaudo se adecuaran los caminos de herradura existentes, pero resulta que los peajes son el pago por el uso que se hace de una vía en buen estado y no de una vía imaginaria, con los peajes se paga lo construido, no lo que se piensa construir. Los pueblos de occidente que  vienen en decadencia recibirán este nuevo golpe a su maltrecha economía. El Zulia, Cornejo, San Cayetano, Santiago, Salazar, Villa Caro, Gramalote, Lourdes, Arboledas, Cucutilla  entre otros sufrirán el impacto de este nuevo regalo de nuestros gobernantes. No hay vías pero si peajes, ¿o es que quienes los idean no se han dado a la tarea de recorrer lo que denominamos carreteras? No hay justificación de ninguna clase para tremendo atropello.

Mientras tanto, no nos queda más que dar la bienvenida a las vías de cuarta generación, que por fin llegan a nuestro departamento. 

El señor vicepresidente Vargas Lleras  o estaba mal informado o estaba desubicado cuando entró en cólera  porque al departamento no se tenía en cuenta para estos proyectos.