Escuchar este artículo

¿Y de la paz qué?

Domingo, 10 de Abril de 2022
La bandera de la paz fue esgrimida y agitada con firmeza para otorgarles buenos réditos a los ganadores. 

La actual campaña a la Presidencia de la República ha estado desprovista en cierta proporción del tema de la paz que en pasadas contiendas electorales fue el eje central sobre el cual se centraron las gestiones proselitistas. La bandera de la paz fue esgrimida y agitada con firmeza para otorgarles buenos réditos a los ganadores. 
 
De manera tangencial, porque están las políticas de paz contenidas en los programas de gobierno, los candidatos han expuesto sus tesis al respecto. De manera global se ha querido utilizar los acuerdos de paz firmados con la guerrilla en el gobierno de Juan Manuel Santos, como la base sobre la cual se hace, si hay alguna discusión alrededor del tema. Tomando ese punto de partida también se ha querido sesgar y dividir a los aspirantes presidenciales en los que son propaz y los que estarían en contra del acuerdo ya firmado que, incluso quieren hacer extensivo a la guerrilla vigente que todavía tiene operaciones en varias regiones del país.
 
En medio de esta discusión, el gobierno del presidente Iván Duque ha sido criticado en cuanto a la implementación de los acuerdos de La Habana, desde la oposición se oyen voces inconformes afirmando que el actual gobierno hizo trizas los acuerdos, argumento que con mucha astucia han capitalizado en el Pacto histórico para intentar ganar adeptos a su causa. Poco se oye decir sobre el aporte a la paz del grupo guerrillero firmante del acuerdo y sus compromisos. De otro lado están los miembros de la guerrilla que no se han desmovilizado agregando un ingrediente llamado disidencias que afecta la paz y la tranquilidad de los colombianos.
 
Por su parte Emilio José Archila quien se está despidiendo del cargo de consejero presidencial para la estabilización y consolidación para competir por la decanatura de la facultad de derecho de la Universidad Externado de Colombia, al marcharse ha hecho una defensa de su gestión y la participación del gobierno que resume en 9 puntos en el “índice de Paz con Legalidad”: 1: Garantías Políticas y Jurídicas; 2. Víctimas y Restitución de Tierras; 3. Reincorporación; 4. Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial; 5. Sustitución voluntaria de cultivos ilícitos; 6. Desarrollo Rural Integral; 7. Mujeres y Género; 8. Enfoque étnico; 9. Desminado humanitario.
 
En la edición de ayer de La Opinión el columnista y destacado estudioso de los temas de paz Alejo Vargas hace un llamado a los candidatos sobre la importancia de retomar los temas de paz y darles la prioridad requerida por ser una responsabilidad del Estado consignada en la constitución. Él hace la siguiente consideración: “la implementación de un Acuerdo de Paz en cualquier caso conlleva disputas posibles en el enfoque y sentido de la misma, pero que son susceptibles de analizar y debatir en las instancias que el propio Acuerdo estableció”
 
Al comenzar un nuevo periodo de gobierno los colombianos nos ilusionaremos con que la paz sea definitiva, no parcelada, sin exclusiones, para que todos gocemos de mejores condiciones de vida, porque todos los candidatos han manifestado sus intenciones en ese sentido sabiendo que es importante, tal vez sin que lo hayan enfatizado en el trámite de la campaña.

jorgepabonl@yahoo.com

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda