Escuchar este artículo

12.000 personas por fin vivirán en predios legales

Jueves, 4 de Noviembre de 2021
El proceso de legalización de 10 asentamientos en Cúcuta se proyecta finalizar en 2022.
Image
Zonas de invasiones en Cúcuta.

 

El urbanismo informal pareciera tener los días contados en Cúcuta.

De los 60 asentamientos humanos informales que tiene identificados la alcaldía en las comunas 6, 7, 8 y 9, en el noroccidente de la ciudad, ya pasaron al terreno de lo legal 20 y empezó el proceso para otros 10.

Lea aquí: Más de 8.000 estudiantes de 12 a 17 años vacunados en Cúcuta

El trámite es dispendioso y se hace ajustado a la Ley 2044, que permitirá sanear la propiedad de los asentamientos humanos a unas 60.000 familias en total.

Estos asentamientos corresponden a aquellos barrios donde transcurridos 20, 40 y hasta 60 años aún no cuentan con una escritura que les garantice su propiedad a las familias.   

La Opinión conoció que la alcaldía de Jairo Yáñez proyectó el inicio del proceso de legalización y regularización de 10 asentamientos humanos en la ciudad, buscando mejorar las condiciones y la calidad de los ciudadanos que habitan estos sectores.

Margarita María Contreras Díaz, directora del Departamento Administrativo de Planeación Municipal (DAPM), durante el segundo foro de participación organizado por la administración municipal en el marco de la estrategia de rendición de cuentas, indicó que según el cronograma de la Subdirección de Desarrollo Físico y Ambiental de Planeación, en diciembre se iniciarán las actividades del proceso de legalización y regularización de asentamientos como Paz y Progreso, María Gracia, Juan Pablo II, 13 de Mayo, Valles del Rodeo, Valles de Girón, Santa Cecilia, La Fe, Villa La Paz y Valles de Jerusalén”, apuntó Contreras Díaz.

Lea también: Última convocatoria presencial de 'Aliados por el Empleo' en Cúcuta

Gabriel Gómez Carrillo, coordinador de Legalización de Asentamientos del Departamento de Planeación, explicó que la legalización de asentamientos es la actuación mediante la cual la Administración Municipal formaliza un asentamiento humano de origen informal o consolidado, por medio de la aplicación de la reglamentación urbanística vigente, en el que finalmente este asentamiento pasa a ser reconocido como barrio.

Así mismo, señaló que al finalizar este proceso se beneficiarán cerca de 12.000 habitantes de 3.121 predios ubicados en 49 hectáreas.

Destacó que dentro de los beneficios que otorga la legalización está la posibilidad de acceder a programas de mejoramiento de vivienda y de infraestructura del barrio, al igual que contar con servicios públicos domiciliarios.

Agregó que en cuanto a la normativa que determina cómo desarrollar el proceso de legalización, es fundamental tener en cuenta que antes de la ley 2044 de 2020, se contaba con el decreto presidencial 1077 de 2015, los cuales se han aplicado a los procesos de legalización y regularización de asentamientos en Cúcuta.

La reglamentación de la ley 2044 se dio a conocer el 14 de mayo de 2021, a través del decreto 523; sin embargo, estos procesos ya los venía adelantando el Municipio de Cúcuta desde 2011, registrando a la fecha 19 barrios legalizados.

Dentro de los barrios legalizados en los últimos diez años se encuentran: Nueva Esperanza, El Oasis, Manuela Beltrán, Crispín Durán, La Primavera, Jerónimo Uribe, Brisas del Sinaí, Brisas de los Andes, Mujeres del Futuro, Sabana Verde, Las Delicias, Escalabrini, Alonsito, Brisas de Los Molinos, Juana Rangel de Cuellar, María Teresa, María Auxiliadora, Laureles y Camilo Daza.

Lea además: Familias de Alfonso López, en riesgo por talud de tierra

Gómez Carrillo precisó que el proceso de legalización cumple con cerca de 15 pasos generales, entre ellos la socialización, levantamiento topográfico, estudios técnicos a detalle, estudios de ingeniería, conceptos jurídicos y técnicos, entre otros.

La Opinión conoció que para adelantar un proceso de legalización de asentamientos humanos la alcaldía debe invertir por hectárea 18 millones de pesos. Y durante los seis meses que tarda el proceso otros 180 millones de pesos en gastos de personal administrativo y técnico.

Foros de participación

El Departamento de Planeación presentó los avances y generalidades del proceso de legalización en Cúcuta durante el segundo foro de participación al que asistieron representes de distintas comunidades. 

Yáñez explicó que estas jornadas hacen parte de la agenda de rendición de cuentas de este año y que busca acercar a la ciudadanía a espacios donde se aborden temáticas de gran interés para el desarrollo del territorio. 
 

Image
foro sobre titulación de predios./Foto cortesía

 

No todo lo que brilla es oro
 

En Cúcuta, la Fiscalía tiene en trámite cerca de 30 investigaciones contra urbanizadores piratas sobre los cuales pesan denuncias por los delitos de estafa agravada.

Lea también: El periodismo digital, tema de debate en la UFPS

Los afectados que decidieron formular las denuncias señalaron a La Opinión que pagaron por una casa que no les entregaron nunca.

Otros afirmaron que  pagaron dos millones por un lote y cuando fueron a construir apareció el verdadero dueño con escrituras en mano y no les permitió.

También existen denuncias de afectados que ahorraron  durante un año en una asociación de vivienda para tener techo propio, pero el terreno en el que se iba a construir era una loma con graves problemas de erosión donde la Alcaldía no permitió por ser zona de alto riesgo.

Las bandas de urbanizadores piratas exigen desde 500 mil para separar el lote hasta 10 millones por una vivienda de cinco metros de frente por 20 metros  de fondo en terrenos de invasión en el occidente de Cúcuta.

Se aprovechan de la necesidad de las personas para estafarlas, dijeron a La Opinión líderes sociales de las comunas 6, 7, 8 y 9 donde está presente la mayoría de barrios de invasión, y donde en 2015 mil trescientas familias cucuteñas denunciaron ser víctimas de estafas por presuntos urbanizadores.

Lea además: Nuevos beneficiarios del programa Colombia Mayor en Cúcuta

Reglas de oro para que no se deje estafar de los urbanizadores piratas.

No todos los lotes o viviendas que están a la venta en sectores de occidente y norte de Cúcuta reúnen plenamente las condiciones de legalidad, es decir, que poseen escrituras originales de los dueños reales.

Por eso, a la hora de hacer un negocio, las autoridades recomiendan tres reglas de oro:

1. Exija una copia de las escrituras del terreno o la casa que le están vendiendo y vaya a la oficina de Instrumentos Públicos y verifique que esa escritura corresponde a la original, esto es, que los nombres de los dueños coincidan y que la ubicación del predio sea del que le estén vendiendo.

2. Vaya a Planeación Municipal y pregunte si el terreno donde le venden la casa es legal o ilegal. Verifique también la ficha del terreno y si allá se cumplió con los procesos de desenglobe para loteo.

3. No entregue plata hasta que no verifique cabalmente toda la información de la casa o el lote que le están vendiendo.

Lea además: Al fin el puente Benito Hernández tendrá sus ‘orejas’

En La Opinión trabajamos para llevarte la mejor información local y regional sumado al análisis de los hechos fronterizos para mantenerte bien informado. Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas