Balance después de dos meses de cierre controlado de los parques del centro

Lunes, 12 de Abril de 2021
El desmonte de las vallas será gradual, mencionó el secretario de Seguridad.

La estrategia del encerramiento controlado de los parques Mercedes Ábrego y Antonia Santos ha disminuido la inseguridad, afirmó Álvaro Gerardino Contreras, presidente de la Junta Administradora Local (JAL) de la Comuna 1. 

En eso coincide la propietaria de un local comercial del sector, quien asegura que “ahora sí puedo ir con mi bebé al parque Mercedes Abrego, en donde ahora sí pueden jugar los niños”. 

El secretario de Seguridad Ciudadana del Municipio, Alejandro Martínez, señaló que entre el 15 de febrero y el 10 de abril los indicadores de inseguridad bajaron en comparación con el mismo periodo del año pasado. 

En 2020 se registró un homicidio, en 2021, ninguno. En 2020 se presentaron 24 hurtos a personas, en 2021, 23. En 2020 hubo 2 hurtos a residencias, en 2021, uno, de acuerdo con las cifras oficiales. 

El funcionario atribuye esos indicadores a la presencia constante de la Policía Nacional en estos parques y a los controles operativos adelantados en sectores de las avenidas sexta y séptima, entre calles cuarta y novena. No obstante, aseguró que esto solo es una parte de la gestión  adelantada para hacer más seguro el centro de Cúcuta. 

La otra labor adelantada por la administración municipal tiene que ver con el componente social en dichos parques y áreas aledañas. 

Por medio del Departamento Administrativo de Bienestar Social se les presta ayuda a los habitantes de la calle. 

Por su parte, la Secretaría de Equidad de Género y Policía de Infancia y Adolescencia hacen su labor de acompañamiento y apoyo a las trabajadoras sexuales y los niños, respectivamente. 

El parque está abierto al público, señaló Martínez, solo que su ingreso es vigilado y controlado por la Policía Nacional, para que no se vuelvan a desarrollar las actividades ilegales que allí se daban. A su vez, invitó a las familias de disfrutar de estos espacios pensados para ellas, añadió.

El desmonte de las vallas será gradual, mencionó el secretario de Seguridad. Lo que se busca es generar hábitos cívicos con referencia a estos espacios de todos, razón por la cual indicó que  “debemos rescatar los parques”.    

El mayor Edgar Jurado, de la Policía Nacional, afirmó que parte de la inseguridad se debía al mal uso que se le daba a esos entornos públicos. Con referencia al parque Lineal, mencionó que en reiteradas ocasiones han tenido que desalojar a habitantes de calle que se quieren volver a tomar el lugar.

El objetivo último es lograr que la comunidad se apropie de esos espacios públicos, que los usen para actividades culturales y deportivas, añadió.  

No obstante, todavía falta mucho por hacer, admitió Contreras, quien aseguró que algunos de los que adelantaban actividades ilegales en el parque Mercedes Abrego, ahora las desarrollan en la avenida 8A entre calles 8 y 9. Un taxista, que pidió no revelar su identidad, afirmó que en esa calle se comercializan narcóticos.

Image
La opinión
La Opinión