Escuchar este artículo

Cidemos, la oenegé que trabaja por los derechos de los niños migrantes

Jueves, 15 de Abril de 2021
La organización tiene presencia en cuatro departamentos fronterizos, en los que genera oportunidades y garantías de derechos a las poblaciones vulnerables.

Desde hace tres años, la Corporación para la Investigación y Desarrollo de la Democracia (Cidemos), ha desarrollado iniciativas para la protección de los derechos de los menores de edad en Norte de Santander.

En Tibú, El Tarra y Sardinata, lograron impactar a 1.500 familias con los proyectos ‘Construyendo entornos protectores’ y ‘Prevención de la violencia’.

“Todas estas acciones las llevamos a cabo de la mano de Unicef, el ICBF, las alcaldías locales, emisoras comunitarias y nuestros colaboradores, que fueron los encargados de ejecutarlas. En tiempos de pandemia fue complejo poder desarrollar todas las actividades programadas, pero adoptamos metodologías que permitieron que los niños, niñas y jóvenes pudieran permanecer en contacto con nosotros y no quebrantar el proceso que se venía llevando a cabo”, dijo José Alfredo Echeverría, director de la Corporación.

Desde junio del 2020, Cidemos cuenta con un albergue en el sector de La Parada, en el que son atendidos niños y niñas de población migrante. Allí han implementado dos etapas sociales con las que lograron que 450 niños y niñas, que tenían la posibilidad de permanecer en el lugar, se beneficiaran de alimentación, vestuario, estadía y educación.

Bajo los protocolos de bioseguridad, las enseñanzas sirvieron para ampliar conocimientos en los infantes y promover habilidades para la vida. En diciembre, finalizó a este modelo. 
A la fecha, se está ejecutando una segunda etapa con una cobertura de mayor impacto, por medio de ciclos de aprendizaje, debido a que la mayoría de los refugiados llevaban más de dos años sin continuidad académica.

Image
ONG CIDEMOS

 

“Aunque ya no permanecen en el albergue y solo van de día, ampliamos la cobertura a 200 niños, distribuidos 100 los lunes, miércoles y viernes y otros 100 que van los martes, jueves y sábado, durante un tiempo de entre 5 y 6 horas diarias en las que obtienen los mismos beneficios de alimentación, vestuario y educación”, explicó el director.

Todas estas acciones se ejecutan a través de un equipo interdisciplinario compuesto por trabajadores sociales, psicólogos, auxiliares de enfermería, pedagogos, facilitadores comunitarios y personal de logística, quienes se encargan de hacer un trabajo mancomunado con padres de familia para un desarrollo integral de la población infantil.

Image
La opinión
La Opinión