Escuchar este artículo

Glorieta de Claret se quiebra entre escombros e indigencia

Martes, 7 de Septiembre de 2021
Secretarías de Gestión del Riesgo articularán mesa de trabajo conjunto con comunidad

Conforme pasan las semanas, la incertidumbre crece entre los habitantes de los barrios Claret, Comuneros y Primera Etapa de Atalaya, principales afectados por el avanzado deterioro que sufre la glorieta que los conecta con el resto de la ciudadela.

Le puede interesar: Empieza a fluir la movilidad por Cuatro Vientos.

En un recorrido hecho en la zona por el equipo de reporteros de La Opinión se evidenció el pronunciado rompimiento del suelo en la parte céntrica de la redoma, huecos profundos, derrumbes en las paredes del canal, ausencia de barandas de seguridad, un gran árbol caído por el mismo estado del suelo y grandes cantidades de maleza y basura que hacen del lugar un área desértica.

Sixto Rangel, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Claret, señaló que no se trata de un problema reciente, sino de algo que se viene presentando desde noviembre del año pasado, cuando los presidentes de los tres barrios involucrados recibieron la notificación de los vecinos sobre el deterioro de la vía.

Rangel relata que ni siquiera se llegaron a marcar primero las grietas en el suelo, como vaticinio del desastre estructural, sino que de inmediato se levantaron los trozos de concreto que se instalaron sobre el canal que atraviesa el conector vial.

Lea también: El barrio Scalabrini descentralizará a la Alcaldía con un nuevo centro comunal.

Pero no solo las fallas de infraestructura afectan a la glorieta, sino que otro tipo de males también mantienen en zozobra a los vecinos de los tres barrios afectados.

“Desde hace tiempo ya nosotros no podemos caminar por ahí, primero, porque las lozas están rotas y sería un peligro caerse o tener algún accidente y, segundo, porque la redoma se la tomaron los drogadictos”, expresó Rangel.

Entérese: Unicef y Fundación El Pilar, unidos para enseñar con arte el civismo en niños.

El presidente de la JAC agregó que aunque la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) y las Secretarías de Seguridad Ciudadana y Desarrollo, con frecuencia, desalojan a los habitantes de calle de las dos entradas al canal con las que cuenta la glorieta y les ofrecen recuperarse en el centro de rehabilitación, al poco tiempo regresan a sus refugios.

“Da es temor pasar por aquí. La gente prefiere no arriesgarse, no sabe uno en qué momento pueda salir alguien del canal y robarlo”, señaló un transeúnte.

Por otra parte, Alix Cecilia Ardila, presidenta de la JAC de la Primera Etapa, quien desde que comenzó el problema se ha apersonado del asunto, manifestó que, ante el riesgo que representan estas situaciones acumuladas, se inició un recorrido con ediles de la Comuna 8 y las Secretarías de Gestión del Riesgo de la Gobernación y la Alcaldía para encontrar una solución en conjunto.

Conozca: Recuperación del empleo femenino va por buen camino.

“Este es un problema que nos afecta a todos. Si la redoma se va, se nos lleva también toda la calzada de la autopista y nos vamos a quedar incomunicados y sin vía”, enfatizó Ardila.

Por tratarse de una vía nacional, Gestión del Riesgo Departamental tiene planeada una visita para inspeccionar de cerca el estado de la glorieta y continuar con la ruta de acción.

“El estado en el que se encuentra la redoma es una crítica al ente encargado de hacer esta obra, fue un trabajo muy mal hecho en el que se perdió todo el trabajo implementado”, concluyó el vocero del barrio Claret.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Ronaldo Medina
Ronaldo Medina

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas