Escuchar este artículo

Hogar de abuelos en El Contento sufre crisis y esperan ayudas

Jueves, 9 de Junio de 2022
29 adultos mayores son atendidos en la Fundación Hogar La Esperanza, donde piden ayudas para continuar acompañando a esta población.

Desde el 2000, Miguel Ángel Beltrán creó la Fundación Hogar La Esperanza para cuidar y atender a adultos mayores desprotegidos y abandonados en los barrios, invasiones y en el Hospital Universitario Erasmo Meoz, a donde llegan con falsas direcciones y teléfonos, que dejan sus parientes, para que otros se hagan cargo de ellos. 

En este lugar les ofrecen un hogar, un lugar al cual pertenecer y sentirse queridos. Sin embargo, con la llegada de la COVID-19 la situación económica se complicó y ya llevan más de 2 años pasando ‘las duras y las maduras’. 

Según contó Beltrán, desde ese momento se acabaron las ayudas de las que vivían, ya que ese ha sido el único sustento con el que sobreviven los 29 abuelos que hay actualmente en el lugar ubicado en la avenida 11 #15-95 del barrio El Contento.

“Las ayudas han disminuido mucho, los alimentos, la ropa, el pago de los servicios e incluso ha sido difícil pagarle a las tres señoras que trabajan con nosotros, una en la cocina, la que hace aseo y la señora que baña a los abuelos. Deberíamos tener más personal idóneo y capacitado por lo delicados que son ellos, pero pues eso es lo que hemos podido hacer”, contó el director. 


Lea: El Dorado pide espacios de recreación y esparcimiento

El cuidador cree que el cierre de frontera y la difícil situación económica que enfrenta la ciudadanía ha influido ya que antes de la pandemia había más abundancia e incluso, la gente podía moverse en la frontera y conseguir las cosas y alimentos a mejores precios. 

Actualmente tiene 29 adultos mayores a su cargo y la capacidad del hogar es de 30. Por ello,  pide ayudas a la gente, pues en varias oportunidades han solicitado a la administración municipal alguna colaboración, pero la respuesta es que ellos no pueden contratar con la Alcaldía de Cúcuta.  

“Nosotros estamos en Cámara de Comercio, tenemos todos los papeles al día, pero no nos dan un convenio para atención a la tercera edad, necesitamos enfermería, personas que nos ayuden a preparar alimentos, que nos ayuden con un presupuesto con el que no contamos, nuestros recursos son por el buen corazón de los vecinos, de los que pasan por aquí o se acuerdan”, sentenció. 

Sumado a ello, tampoco tienen para pagar los servicios públicos que en muchas ocasiones se acumulan. 


Puede leer: Casi 1 km de vía será intervenido en Comuneros

Ha sido por vocación

Beltrán contó que llegar a tener este espacio fue gracias a su vocación y al haber tenido a un abuelo materno que lo crió. 

“La vocación nace a través de mi abuelo, el papá de mi mamá que fue quién me crió, yo lo atendí aquí en su vejez, y siempre he estado metido en la cuestión de servir y de ayudar a los desprotegidos, esto es una vocación de servicio, eso nace en uno mismo, querer bañar, atender, alimentar, ayudar, llevarlo a donde necesite, asistirlo de forma humana, no lo hace cualquiera”, precisó. 

Entre las ayudas que puede donar al hogar de abuelos están alimentos no perecederos, ropa en buen estado, sillas, materos, pinturas para embellecer el hogar, cobijas, útiles de aseo persona y general, pues a diario lavan mucha ropa e incluso reciben donaciones económicas para el pago de servicios. 

“Estamos aquí, seguimos en El Contento, esto es un sueño que queremos hacer realidad y no queremos que termine aquí, por eso recibimos las ayudas”, finalizó. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion.

Image
Darlin Ramírez
Darlin Ramírez

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda