Escuchar este artículo

Milagro de 13 de mayo: monumento a la virgen de Fátima fue restaurado

Jueves, 13 de Mayo de 2021
Luego de 22 años sin alguna intervención, este emblema turístico del barrio San Miguel fue recuperado por la Secretaría de Gestión del Riesgo.

Cuenta la leyenda que un 13 de mayo de 1917, tres jóvenes hermanos que pastoreaban en el pueblo de Aljustrel, en la freguesia portuguesa de Fátima, fueron testigos de una aparición milagrosa de la Virgen María, que entre truenos, les dijo que regresaría los días 13 a la misma hora para seguir revelando sus misterios.

A partir de ahí, esta devoción mariana sobrepasó los límites locales y se extendió a varias zonas del mundo, entre ellas, el barrio San Miguel, ubicado en la Comuna 9 de Cúcuta.

Desde el año 1952, en la parte alta de este barrio se coronó la cima con un monumento en honor a la virgen de Fátima, emblema religioso que se elaboró en la misma zona, desde la casa del escultor Misael Gutiérrez, y un 13 de mayo del mismo año se dio la inauguración al mirador, en réplica al mismo que se encuentra en Portugal.

“Es una fiesta a la que a veces no se le da mucha importancia, pero para nosotros tiene un gran valor. Antes de pandemia, era una celebración muy bonita que iniciaba con una misa en la Iglesia San Antonio de Padua o en Santísima Trinidad y terminaba aquí en el monumento de Fátima”, relató Luz Marina Ruiz, edil de la comuna y presidenta de la Junta de Acción Comunal.

Ruiz recuerda cuando la Policía Nacional llevaba un grupo de danza y una banda musical, que contribuían al carácter cultural y religioso de la celebración. Sin embargo, por la situación actual en la que se han procurado evitar las aglomeraciones, el sentido de las romerías ha cambiado.

Las personas suben de vez en cuando, pero ya no en numerosos grupos como antes.

Image
Desde el año 1952, los habitantes de San Miguel conmemoran la festividad de la Virgen de Fátima.

 

Fátima llevaba más de 22 años en el olvido, sin alguna intervención que embelleciera la estética del mirador ni del monumento. La pintura palidecía y la maleza no paraba de crecer alrededor, la misma comunidad era la única apersonada en mantener adecuado el espacio.

En especial, la familia Rodríguez, por vivir en la zona, se ha dedicado durante 47 años a desyerbar la maleza y mantener limpio el lugar, como lo hace el señor Juan Rodríguez cada mañana.

“Anteriormente teníamos un apoyo con la administración local y departamental, ya no. Nuestro sector está demasiado olvidado. Se pasaron cartas al gobernador y al alcalde desde los ediles de la comuna y la JAC, pero no hemos tenido respuesta”, agregó la lideresa.

Algunas de las necesidades alrededor de la figura corresponden a muros de contención que han ido cediendo con el tiempo, de manera que la comunidad teme que puedan ocurrir accidentes, sin embargo, manifiestan que ya han recibido compromisos de pronta solución.

Otros problemas son el deterioro que han sufrido las calles con las lluvias recientes y uno de los escenarios deportivos que está ubicado cerca al lugar, por el que solicitan una inversión de mejora.

Image
El monumento será entregado hoy 13 de mayo.

 

Renovación milagrosa

Cuando menos lo esperaron, la Virgen de Fátima recibió un milagro. La comunidad agradece a Huber Plaza, secretario de Gestión del Riesgo, por haber recuperado el espacio, luego de una promesa ofrecida en persona a la figura.

Plaza notificó hace ocho días a la comunidad y al párroco Juan Ismael Castrillón, de la iglesia Santísima Trinidad, sobre el inicio de labores para el embellecimiento de la escultura. Las lluvias retrasaron el trabajo, pero finalmente se pudo dar inicio.

Hoy jueves 13 de mayo, el trabajo será entregado a la comunidad en conmemoración de la festividad. La recuperación inició desde abajo en la base, hasta la corona en la cima. Cuando el equipo de La Opinión estuvo en el lugar, el trabajo ya completaba los cimientos.

En otros tiempos, las romerías alcanzaban tales números que resultaba difícil hacer un aproximado. Incluso los visitaban habitantes de los municipios de Pamplona, Toledo y Gramalote, todos con velas en mano para la celebración.

Ahora, aunque el panorama es diferente, San Miguel espera que no se pase desapercibida esta fecha.

“Invitamos a todos los cucuteños y a las personas que deseen acercarse a que vengan a celebrar con nosotros, contamos con el acompañamiento frecuente de la Policía Nacional. Lo más importante es respetar los protocolos de bioseguridad como el uso del tapabocas y el distanciamiento para evitar la propagación del virus”, dijo la edil.

Image
Así es la panorámica de Cúcuta desde del mirador de la Virgen de Fátima.
Image
Ronaldo Medina
Ronaldo Medina