Muchos conductores accidentados en el 2020 no portaban el SOAT

Jueves, 14 de Enero de 2021
Entre las principales causas de la accidentalidad están el consumo de licor, exceso de velocidad, las cuales serán blancos de controles en el presente año.

La prevención y los controles que se impusieron durante el año pasado en las carreteras de Cúcuta fueron clave para que después de muchos años empezara a verse una disminución de  la siniestralidad vial.

Las cifras que reveló la Secretaría de Tránsito, correspondientes a la vigencia 2020, dan cuenta de una notable mejoría en todos los índices, en especial los de muertes y lesiones, informó la Secretaría de Tránsito de Cúcuta.

El informe señala, no obstante, que los motociclistas y los peatones son los usuarios de las vías que más alta cuota están aportando a la accidentalidad en la capital nortesantandereana.

Según este despacho, el año pasado se presentó una disminución del 13 por ciento en las víctimas fatales por siniestros viales, pasando de 71 muertes en 2019, a 63 en el 2020.

De este total, en aproximadamente el 50% de los casos se pudo identificar que alguno de los implicados conducía bajo los efectos del licor y/o sustancias psicoactivas.

En cuanto a los eventos viales en general, durante el 2020 se presentaron 150 menos que en el 2019, y la suma de lesionados también disminuyó en un 40 por ciento, aproximadamente.

Sin embargo, los actores viales más afectados siguen siendo los motociclistas, seguidos por los peatones, esto a raíz de la omisión de requisitos exigidos en el Código Nacional de Tránsito, en cuanto tiene que ver con burlar las señales, pésimas condiciones técnico – mecánicas de los vehículos y el no movilizarse por los andenes y puentes peatonales, precisaron las autoridades de Tránsito.

El comandante de la Policía de Tránsito, capitán Jorge Rodríguez, indicó que la tarea cumplida el año pasado tuvo como prioridad la prevención. “En esto nos enfocamos y fuimos muy insistentes con los conductores y con los peatones, porque la misión fue cero muertes en las vías”.

Explicó que cada accidente que ocurría en las calles era minuciosamente estudiado y analizado, con el fin de tomar los correctivos del caso. “Si el evento fue un choque por eludir la luz roja de un semáforo, en ese sitio se intensificaban las campañas de prevención”.

Rodríguez lamentó que un detalle que está incidiendo en las muertes hospitalarias de protagonistas de accidentes de tránsito es el no portar el Seguro Obligatorio de Accidentes (SOAT). Un minuto que se pierda en la atención hospitalaria porque este requisito no se cumpla es puntos en contra de la vida, dijo.

La Secretaría de Tránsito y Transporte también confirmó que el Plan Local de Seguridad Vial ya está listo para implementarse, mediante el decreto 593 del 28 de diciembre de 2020.

Este documento es clave porque a través de la gestión institucional, el comportamiento humano, la infraestructura vial, el uso de vehículos seguros y la atención a víctimas, diseña estrategias para identificar, organizar, estructurar e implementar las medidas mínimas necesarias en seguridad vial.

El propósito del mismo es reducir los índices de fallecimientos y lesionados por siniestros viales en Cúcuta, durante el periodo 2020-2023, en concordancia con lo propuesto en el plan de desarrollo municipal “Cúcuta 2050, Estrategia de Todos”.

Un reto a cumplir en el presente año es evitar accidentes por consumo de licor y sustancias sicoactivas.