Escuchar este artículo

Nativos 1888, primer grupo de investigación paranormal de Norte

Domingo, 22 de Agosto de 2021
Busca misterios en parajes tenebrosos y visibiliza la belleza de Norte de Santander.

Los entes espirituales habitan entre nosotros, eso es lo que motivó a Cristian Gordillo, Rafael García y Miguel Mogollón a formar Nativos 1888, el primer grupo de investigadores paranormales del departamento.

Le puede interesar: 9 historias de comunidad que le recomendamos conocer

La idea surgió durante la pandemia, luego de una visita a Felipe Martínez, un investigador paranormal que los invitó a hacer una expedición en Bogotá para su canal. El recorrido y el éxtasis de la experiencia fueron tales que los motivó a planificar sus propias cruzadas.

Equipados con aparatos para medir la energía, el calor, campanas, péndulos y juguetes para niños, se aventuraron a resolver su primer misterio en la Casa de la Cultura de Bochalema, donde conocieron entidades de épocas antiguas, cuando el recinto era un colegio de niñas.

Le puede interesar: cucuteños competirán en campeonato de Jiu-jitsu brasileño en Bogotá.

Cada integrante se especializa en un trabajo diferente. Cristian es el médium, un puente entre ambos mundos con la capacidad de desdoblar su espíritu para contactar a sus compañeros con el más allá, y Miguel es sensible a las energías, ‘un farol’ al que suelen acercarse los entes. 

Por su parte, Rafael es quien más tiempo ha estudiado el mundo espiritual, lo que le ha dado el conocimiento y la experiencia para abrir portales, controlar trances y librar posesiones.

Hasta el momento, Nativos cuenta con más de 24 mil seguidores en los seis meses de existencia que lleva el proyecto.

El nombre de ‘Nativos’ es un homenaje a los aborígenes de Bochalema, de donde son oriundos, y ‘1888’ por ser la fecha de siembra del samán, árbol insignia del municipio.

Image
/ La Opinión.

Preparados espiritualmente

Durante el primer contacto, cuentan los Nativos que suelen sentir síntomas como mareo, vómito, dolor de cabeza, pesadez en la espalda, entre otros, cuando en los sitios hacen presencia entidades malignas.

Por eso es necesario mantenerse preparados y ‘limpios’ en sus campos energéticos. También, primero hacen un estudio previo al lugar que visitarán durante la noche, el horario propicio para que los entes se manifiesten.

Lea también: la casa del duende, una leyenda que vive en Villa del Rosario

El trabajo de campo incluye un análisis de salidas y entradas, pero lo que consideran más importante es el permiso de los entes que habitan el lugar, quienes, a través de la carga de energías, determinan si su acceso se dará o no.

Una vez dado el aval, se abre un portal e instalan una luz de protección para los Nativos y quienes los acompañan en el recorrido.

“Hay entidades que se apegan a los humanos, siguen a las personas hasta sus casas y molestan a las familias, empujan, mueven cosas, ya nos ha pasado, y a esos seres hay que reprenderlos, a veces fuertes, a veces humildes”, dijo García.

Para evitarlo, al final de cada expedición deben asegurarse de que las entidades frenéticas permanezcan en el sitio, otras, más benevolentes, son ayudadas a trascender al plano correcto si así lo desean.

Entérese: Prohíben temporalmente el ingreso de bañistas en la quebrada La Honda

“En investigaciones pasadas descubrí que tenía el don para comunicarme con los espíritus y, con fe en Dios, tuve personas que me enseñaron a controlarlo y desdoblarme. Si los entes necesitan ayuda, les damos la luz para su descanso”, relató Gordillo.

Un caso curioso ocurrió durante su visita a un hotel en Pamplona, en la que reposa el cráneo de un guerrillero decapitado.

Esa noche, sus cámaras captaron la sombra de un hombre sin cabeza que utilizó el cuerpo de Cristian Gordillo como medio para escribir con letra recorrida en un papel: «la libertad de los pueblos depende uno mismo». Según Gordillo, por su propia cuenta nunca ha escrito en cursiva.

Image
/ La Opinión.

El lugar donde el diablo dejó su marca

En ‘La Pata del Diablo’, un llamativo paraje en Bochalema que se ha popularizado con la tradición oral, relatan los investigadores paranormales que son varias las fuerzas encontradas.

En este sendero ecológico se encuentra una piedra gigante en la que es visible una ‘pata’ marcada, poco frecuentada en las noches por el temor de los habitantes, según comentan, porque el diablo regresa cada día.

“Esa noche llevamos una invitada, se autodenominaba atea. Antes de las 12:00 de la noche no hubo manifestaciones, pero tan pronto se abrió el portal, fue poseída por un espíritu y nos atacó. Era una cosa de locos, desde entonces dejamos de llevar invitados a los recorridos”, mencionó García.

Otra de sus expediciones ocurrió en el centro de convivencias San José, en el que indagaron sobre un grupo de niñas fallecidas en La Honda. Tres de ellas, relatan los Nativos, permanecían atadas al lugar y lograron trascender.

Lea nuestro contenido premium: Arcilleros de El Zulia dejan en alto a Norte de Santander

La aventura más reciente fue en el Institución Educativa Santiago Apóstol, en el municipio de Santiago, donde entre estudiantes y docentes se teje la historia de entidades infantiles burlonas y una dama vestida de blanco que recorre los pasillos.

“Por medio de mi don se comunicó una mujer llamada María y dijo que falleció por leucemia, luego un joven llamado Javier y niños de seis años, con quienes estamos en un proceso para ayudarlos a descansar donde sea que Dios lo tenga destinado”, explicó Gordillo.

En especial son estas entidades infantiles las que más fuerte han hecho su experiencia; la mayor parte del tiempo, se presentan tal como murieron.

Image
/ La Opinión.

No solo trabajan lo paranormal

Alterno a sus visitas a los municipios, Nativos 1888 tiene otra meta: mostrar al mundo la belleza paisajística, patrimonial, tipos de gastronomía y riqueza cultural de Norte de Santander.

“Hemos ido a Durania, Santiago, Bucarasica, y en cada lugar deslumbramos la belleza de nuestro departamento. Resaltamos los valores de cada lugar, entrevistamos personajes emblemáticos y promovemos el turismo ecológico”, dijo García.

Además: Lluvias se ensañan contra Convención

Aun así, el componente paranormal es el que siempre más llama la atención de sus espectadores y de los locales de los municipios a donde llegan.

Los rostros detrás de Nativos 1888

Cuando no recorren sitios en los que convergen los dos mundos, el equipo de Nativos 1888 se desenvuelve en sus profesiones.

Rafael es músico natural de Bochalema y se dedica a eventos pequeños. Cristian Gordillo es comunicador social y topógrafo, se ha desempeñado como jefe de prensa de agrupaciones vallenatas. Miguel Mogollón es comerciante de una empresa avícola cucuteña y Johana Cotamo es la asistente del grupo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Ronaldo Medina
Ronaldo Medina