Operadores de servicios públicos no cumplen el Manual de Roturas de Cúcuta

Martes, 16 de Febrero de 2021
La empresas rompen las calles y los andenes y dejan los trabajos inconclusos, según denuncias de vecinos.

Habitantes de diferentes sectores de Cúcuta denunciaron que las empresas operadoras de los servicios públicos rompen calles y andenes dejando los trabajos inconclusos, en muchos casos sin aplicar el pavimento o concreto, en una situación que termina generando enormes cráteres.

El tema de las roturas en calles y avenidas abrió el debate en el Concejo de Cúcuta en atención al constante llamado que se hace desde las comunidades, a fin de establecer quién está rompiendo las vías en esta capital, según el Concejal Oliverio Castellanos.

El funcionario agregó que en respuesta a ese interrogante son visibles  los trabajos que ejecuta Aguas Kpital en la ciudad, y en menor cantidad las empresas de gas y de energía eléctrica.

El debate generado en la corporación busca que Aguas Kpital y demás operadores cumplan con las especificaciones técnicas de acuerdo con el Manual de Roturas, que obliga  a dejar las vías, andenes y todo lo que sea intervenido tal y como las encuentran, pero eso no se está cumpliendo”, indicó Castellanos.

Los concejales, en su labor de control político  para garantizar que los recursos invertidos en las vías no se pierdan, están pidiendo que los organismos de control establezcan responsabilidades, como el caso de las márgenes derecha e izquierda del canal Bogotá, hasta la subida de Belén y La Pastora,  donde hubo una inversión en pavimentación en 2014 y 2015 por cerca de $8.000 millones y hoy lucen deterioradas.

“Allí no se ha hecho un trabajo técnico por parte de Aguas Kpital después de intervenir por diferentes motivos y en ese sentido podríamos decir que se está configurando un detrimento patrimonial, porque hoy los cucuteños estamos pagando aún ese crédito que se hizo mediante el municipio para arreglar esas vías”, según Castellanos.

Jaime Marthey, exconcejal de Cúcuta, dijo que fue autor y ponente del proyecto de Acuerdo 017 del 29 de julio de 2016  “por medio del cual se establece el manual de roturas e intervenciones en bienes públicos del municipio”. 

La norma establece que cuando se vaya a hacer una rotura en las vías de la ciudad se debe solicitar un permiso, el cual debe llevar además intrínseca una póliza de garantía y cumplimiento que obligue a quien rompa la calle, sea un particular o una entidad de servicios públicos, como Aguas Kapital y las empresas de gas, a que dejen la vía en las mismas condiciones en que la encontraron o, incluso, mejor, pero nunca en peor condición. 

En el requerimiento del permiso que se hace ante la oficina de Planeación se debe estipular entre otras cosas: los cortes y dimensiones de cada  una de las superficies a intervenir, indicar el tiempo de ejecución de la obra y el tiempo sobre el cual se deberá poner a disposición de la comunidad, implementar planes de señalización y manejo vehicular y que al terminar los trabajos recojan los escombros.

“La responsabilidad para hacer cumplir esa norma recae sobre la oficina de Planeación y si las empresas no cumplen es por culpa de esa oficina y porque no hace el control que debería para evitar el deterioro de los bienes del municipio”, puntualizó Marthey. 

Eduardo Pérez, subsecretario de Infraestructura Municipal, dijo que desde ese despacho se hace el seguimiento a las obras que ejecutan Aguas Kpital y demás empresas de servicios públicos, enviando los respectivos oficios y  actuaciones en procura de que las vías que intervengan queden en la misma o mejores condiciones, según el manual de roturas.

El funcionario explicó que existen fallas en el cumplimiento de la programación que Aguas Kpital entrega a Infraestructura, porque guiados por esa información esa secretaría programa sus actividades de pavimentación y bacheo, lo que trae inconvenientes porque cuando los trabajos quedan terminados rompen por emergencia o se adelantan al cronograma.

Image
La opinión
La Opinión