San Martín, barrio de Cúcuta fundado por constructores

Lunes, 22 de Febrero de 2021
La comunidad tiene más de 1.300 casas, 6.000 habitantes y se compone de los sectores Las Chiveras, Tropicana e Higuerón.

Como otros barrios de Cúcuta, lo que hoy se conoce como el barrio San Martín se remonta a invasiones planificadas en el año 1972, cuando un número importante de maestros del gremio de la construcción llegó al sector de Las Chiveras e inició una ordenada expansión urbanística desde la parte alta derecha del río Pamplonita.

Llegados de edificar casas en el CASD, Guaimaral y otros barrios, los maestros, perfectos conocedores de las últimas tendencias en obras, organizaron los límites de las casas, calles y avenidas y destinaron espacios para futuros parques, canchas y la iglesia.

Lea: Diócesis de Cúcuta busca en Cuaresma 5.000 mercados para los más necesitados 

Estos terrenos pertenecían al Instituto de Crédito Territorial, pero los directivos, tras reconocer el fuerte activismo cívico y comunitario de los fundadores, les repartieron legalmente linderos donde podían construir.

Desde un principio, los fundadores acordaron que las casas solo serían de ladrillo. Los ranchos no eran permitidos, y cuando pasaba el tiempo y un terreno estaba vacío, solo con cercas, la junta cívica, liderada por Emilio Ramírez, repartía el lote a otra persona interesada en edificar su vivienda con rapidez.

Para 1978, obtuvieron la personería jurídica con el señor Víctor Manuel Vega Acero, como el primer presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC).

La mayoría de calles se construyeron con el programa comunidad-Gobierno. El municipio aportó la mayor parte del presupuesto con posibles materiales, pero al ser un barrio de constructores, ellos pusieron la mano de obra para casas, vías y alcantarillado.

Le puede interesar: La acciones del Grupo Élite de Tránsito en Cúcuta más allá de los comparendos

Hoy, San Martín tiene más de 1.300 casas, 6.000 habitantes y se compone de tres sectores: Las Chiveras, Tropicana e Higuerón, junto a la parte urbana.

 

Image
Ante el deterioro de canchas y parques, la comunidad clama a la Alcaldía que se acuerde del barrio. / Foto: Alfredo Estévez

 

Ciudadela Cisamar

De acuerdo con Alfonso Parra, líder comunal, aún en sus sueños, como en los de muchos otros vecinos, sigue latente la idea de algún día ver materializado a San Martín como una ciudadela llamada Cisamar (Ciudadela de San Martín).

Le puede interesar: El piloto cucuteño que aterrizó un avión tras estallar una granada a bordo

En esta utopía harían parte de Cisamar el barrio San Martín, la Urbanización San Martín primera y segunda etapa, 13 de Marzo, Urbanización Cañafístola, Nueva Santa Clara, La Triada y Torcoroma II.

“Nosotros no nacimos desde La Libertad, sino que desde la Chivera nos extendimos hasta encontrarnos con La Libertad”, aclaró Parra.

Parroquia

En un inicio, los fundadores reservaron un espacio en la calle 8 con avenida 6 y 7 para algún día edificar un templo. Sin embargo, la comunidad vio más viable la construcción del santuario en la avenida 6A con 2N y 3N, por ser el sector más poblado; en su lugar, allí se construyó el parque principal: Divino Niño.

La iglesia ocupa hoy un área de 4.800 metros cuadrados, alzada con recursos de la comunidad y la Diócesis, quienes convinieron como patrono a San Martín de Tours, bajo la ministración del primer sacerdote de la obra, Mario Hernández.

Lea:  Mindefensa anuncia medidas contra el delito en Cúcuta y Norte de Santander 

Rescate comunal

De acuerdo con Mariela Zapata, presidenta de la JAC, durante 40 años el salón comunal permaneció en obra negra. Ahora, se mantiene en constante movimiento al día y su apariencia ha dado un vuelco que sorprendió a los habitantes. Allí la comunidad asiste a reuniones, programas infantiles y capacitaciones organizadas por los líderes y el SENA.

Los beneficios del salón se han disparado positivamente; pasó de ser un lugar dejado de 20x30 metros a un espacio adecuado para recibir a los habitantes, gracias a gestiones con la Fundación de la Mujer y oenegés que han permitido embellecerlo.

El último recurso que permitió una mejora del salón se obtuvo gracias a la participación de los miembros de la JAC en un diplomado con las empresas de servicio público. En colaboración con el presidente de la Urbanización San Martín, fueron ganadores de un proyecto de 4 millones de pesos en material. 

Ya está en construcción la cocina y les donaron hornos de panadería, tabletas, lámparas y otros elementos. La líder comunal también dio a conocer que a futuro esperan acondicionar salones para lactancia y comedores para adultos mayores. 

Algunos de estos recursos los obtienen gracias a El Tanque, una propiedad de la JAC alquilada a un negocio de repuestos y material metalúrgico, del que recopilan dinero para iniciativas comunitarias.

Abandono de la Alcaldía

 

Image
Entrada por el sector de Las Chiveras, donde latas de autos viejos están dispuestas por la calle. / Foto: Alfredo Estévez

 

San Martín tiene cuatro parques, todos bautizados por el ingenio de la misma comunidad: Los Niños, Cacique Cúcuta, Divino Niño y La Iglesia, este último llamado así por compartir terreno con la iglesia San Martín de Tours, y si bien no es el principal, se ha convertido en el más característico por congregar a sus visitantes para celebrar la eucaristía.

Lo que provoca una alarmante angustia en la comunidad es que han pasado tres administraciones y de ninguna han llegado recursos para embellecerlos ni ejecutar arreglos necesarios como la reparación de las farolas, cuyo cableado ha sido robado por la delincuencia.

“Llevamos más de 10 años donde no nos invierten en ninguna obra que beneficie al barrio. Vienen, firmamos los proyectos, nos dan contentillo, pero, a la hora de la verdad, todo queda en palabras. Necesitamos una ayuda sincera de parte de la administración municipal”, manifestó Zapata. 

Además, la necesidad de más cuadrantes de la policía se extiende por toda la comuna 4. Los asaltantes frecuentes son motorizados con parrillero hombre que han convertido al barrio en un pasillo de asalto.

Para mitigarlo, la comunidad propone la presencia de más cuadrantes, ya que el único que posee toda la comuna no alcanza para protegerlos a tiempo.

 

Image
En el parque La Iglesia, la delincuencia ha robado el cableado del alumbrado público. / Foto: Alfreso Estévez

 

Personajes

Dos de los personajes más queridos por la comunidad son Amistadita y Platanote, este último, recordado con especial cariño por su particular habilidad para levantar los ánimos y contagiar sabor y alegría con el toque de su armónica, mientras, con la otra mano, hace sonar la guaracha.

 

Redacción Ronaldo Medina | ronaldo.medina@laopinion.com.co

Image
Ubicación de San Martín