Escuchar este artículo

Sin dolientes, el salón comunal Santa Bárbara

Martes, 21 de Septiembre de 2021
El recinto, construido hace diez años, ha sido usurpado en tres ocasiones.

Como un acto de premonición, los habitantes del barrio Santa Bárbara por tercera vez son víctimas de ladrones y usurpadores que, aprovechando el abandono en el que se encontraba su salón comunal, entraron por el techo para robar equipos de sonido, cornetas y hasta el cableado eléctrico de la zona.

Le puede interesar: 100 familias sobreviven sin servicios públicos en Tucunaré

El salón, con diez años de creación, ha sido objeto de hurtos cometidos con la misma estrategia: levantar una parte de teja del techo, entrar y sacar los objetos de valor.

“Sospechamos que fue la misma persona quien ha estado detrás de los robos, porque han sido acciones similares, en una primera oportunidad robaron todo lo que había en el baño: lavamanos, inodoro y luces recién instaladas, luego se robaron una puerta y ahora se llevaron las herramientas que teníamos para dar clases de música o hacer perifoneo”, comentó Efraín Rojas, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Santa Bárbara.

Por lo general, el recinto es utilizado para que asociaciones de adultos mayores organicen actividades, socialicen y disfruten de su compañía mutua, así como para impartir clases de música lideradas por el presidente de junta, un exparticipante del Factor X conocido por sus canciones homenajeando al campesino y al páramo de Sánturban.

Image
El ladrón destrozó los enchufes para hurtar los cables de cobre que conducen la energía.

El lugar, de a poco, ha sido recuperado por la comunidad, que cada vez más intentan hacer actividades para usar el salón y vigilar el espacio comunitario junto al parque que se encuentra al lado, porque meses atrás, era frecuentado por personas desconocidas.

“Hace unas semanas el presidente mandó a limpiar el parque, porque estaba muy sucio, en especial por el nido de consumidores de estupefacientes, jíbaros e indigentes que nos intimidaban e imponían un ambiente inseguro, más para nosotros como adultos mayores”, confirmó Beatriz Carrillo, fiscal de la JAC de Santa Bárbara.

En el escenario deportivo es fácil reconocer los rastros del paso de los delincuentes días antes, con máquinas biosaludables incompletas y estructuras metálicas desprendidas, que según informa Rojas, fueron intercambiadas por dinero en las chatarrerías.

“El compromiso es también con la Fuerza Pública, entendemos que la administración no puede contratar un vigilante, pero luego de varios hurtos efectivos por parte de los ladrones, esperaría que la Policía rondara más por esta zona”, dijo el líder comunal.

Image
Efraín Rojas, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Santa Bárbara.
 
Las teorías

Al entrar al salón, dos días luego del incidente, los miembros del barrio, con ayuda del polvo que de forma constante ingresa a la estructura debido a la cancha de tierra ubicada en la parte de atrás,  pudieron divisar por las huellas del zapato el recorrido del delincuente, así como un destornillador olvidado por el ladrón para desarmar los enchufes eléctricos y arrancar los cables de electricidad.

“De acuerdo con lo que vimos al entrar, podemos intuir que el ladrón al llegar se quitó los zapatos, desarmó los enchufes, alistó la planta de sonido y con las mismas sillas que guardamos en bodega, escaló al techo de nuevo para salir, todo en las horas de la noche”, manifestó Rojas.

 

Image
Su construcción duró tres administraciones de Villa del Rosario.

 

El polvo que ingresa al salón, es otro dolor de cabeza que incomoda al grupo comunitario o cultural que lo utiliza, pues sin importar la frecuencia con la que limpien el piso y paredes, al día siguiente están cubiertos de tierra nuevamente.

Le puede interesar: Diego Barajas, un muralista de la naturaleza en resistencia

“Está en proceso de contratación, según la alcaldía de Villa del Rosario, un proyecto para hacer la cancha sintética, eso sería un gran alivio, sin embargo, si se demoraron tanto con la construcción de este salón, imagínese cuando vayan a intervenir la cancha, cuánto se demorarán”, concluyó la señora Carrillo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Miguel Landazabal
Miguel Landazábal