Sin procesiones y con protocolos, así se vivirá la Semana Santa en Cúcuta

Martes, 16 de Marzo de 2021
Las actividades religiosas se cumplirán del 28 de marzo al 4 de abril.

Reconociendo que la pandemia no se ha ido y no se puede  bajar la guardia, la Iglesia Católica dio a conocer las indicaciones para las celebraciones  religiosas de la Semana Santa en Cúcuta, la cual iniciará el domingo de ramos 28 de marzo y  finalizará el 04 de abril.

Si bien el año pasado, todo se desarrolló desde las virtualidad y a través de  plataformas digitales, para el 2021 la presencialidad regresa a los templos, siempre y cuando se cumplan las medidas establecidas.

Estas fueron presentadas y socializadas por el Administrador Apostólico de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor José Libardo Garcés Monsalve,  quien  precisó  que  como obispo está llamado a tomar decisiones prudentes, “respetando la protección de la salud y lo que prescriben las autoridades responsables del bien común”.

Entre ellas se definieron:

•        Las celebraciones litúrgicas y actos de piedad, propios de la Semana Santa, se realizarán con participación de los fieles con los mismos criterios de bioseguridad (uso de tapabocas de manera correcta, distanciamiento físico y desinfección de manos) de acuerdo con las disposiciones de las autoridades locales (Gobernación, Alcaldías Municipales y sus respectivas Secretaras de Salud).

•        Se guardará el distanciamiento físico y el aforo vigente, de acuerdo con la capacidad de los templos parroquiales.

•        Se deben guardar las normas de bioseguridad vigentes.

•        Todas las celebraciones y actos de piedad, se realizarán en el templo parroquial y en las instalaciones a campo abierto anexas a los templos.

•        Las procesiones tanto litúrgicas como de piedad popular fuera de los templos parroquiales, no están permitidas. Si las circunstancias del lugar lo permiten, el sacerdote podrá salir con algún signo o imagen en un vehículo sin acompañamiento de fieles.

•        En los municipios fuera del área metropolitana, los párrocos deben ponerse de acuerdo con las autoridades competentes (alcaldes, secretarios de salud y Policía Nacional) en todo lo concerniente a la Semana Santa.

El representante de la Iglesia Católica invitó  a los feligreses  y sacerdotes a cumplir con estas medidas a fin de evitar cualquier tipo de riesgo que pueda originar algún contagio, y seguir haciendo uso de las redes sociales,  que “han ayudado en gran medida a ofrecer apoyo y cercanía a sus comunidades durante la pandemia”.

Pamplona

El próximo 19 de marzo la Arquidiócesis de Nueva Pamplona presentará la programación de la Semana Santa, el XIX  Festival Internacional Coral de Música Sacra  y asimismo los lineamientos para las celebraciones en cada uno de los municipios de su jurisdicción, y en la propia ciudad mitrada, donde también se tendrían en cuenta las recomendaciones de las autoridades de salud, evitando la realización de procesiones y actividades que originen aglomeraciones, como foco de contagio de la COVID-19.

Recomendaciones del Minsalud

El ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, indicó que, de cara a la Semana Santa que se iniciará en dos semanas en el país, el reto está en evitar aglomeraciones.

Esto, porque se deben mantener las medidas de bioseguridad y los protocolos deben garantizar que no haya contactos estrechos, dado que la pandemia sigue vigente y, aunque hay una tendencia a la baja en el número de casos y decesos, hay ciudades que reportan incrementos.

“Tenemos un acuerdo para que no se hagan procesiones, que nos generan contacto demasiado estrecho”, resaltó el ministro, al destacar que eventualmente en algunas ciudades, si se analiza un incremento de contagios, se entrará a dialogar con los alcaldes para fijar, por ejemplo, toques de queda.

En cuanto al turismo, que también se incrementa para esta época, señaló que las actividades de este tipo no han representado un factor de contagio importante. “Ciudades como Cartagena, San Andrés, Santa Marta, han podido soportar el turismo ordenado”, agregó el jefe de la cartera de Salud.

Finalmente, al ser indagado sobre qué sucederá en ciudades como Popayán, donde las celebraciones religiosas son masivas, reiteró que ya se habló con la Conferencia Episcopal y ve “muy complejo” que se hagan estas ceremonias masivas, dada la afectación de la capital del Cauca por la COVID-19.