Escuchar este artículo

Víctimas del conflicto armado de Cúcuta, expresaron sus aportes al perdón y la reconciliación

Miércoles, 10 de Marzo de 2021
En Plan Padrino, la comunidad perteneciente al sujeto colectivo Antonia Santos de la comuna 8, socializó los avances que han logrado. 

En medio de la visita a Cúcuta que adelantó Aída Solano, coordinadora del grupo de enfoque psicosocial de la Unidad para las Víctimas, se sostuvo un dialogo especial con las personas que han sido afectadas por el conflicto armado del sujeto colectivo Antonia Santos. 

“Es muy satisfactorio ver y sentir que estamos construyendo país, que cada esfuerzo vale la pena, que todas nuestras acciones contribuyen para la transformación de vida de tantas colombianas y colombianos que tristemente tuvieron que vivir la violencia directamente. Gratitud y ánimo a los equipos territoriales de la Unidad para las víctimas", dijo Solano.

Este grupo de  víctimas se encuentra conformado por seis barrios de la comuna 8 de la ciudad, quienes expresaron en el encuentro del Plan Padrino, los aportes al perdón, la reconciliación y la convivencia que la estrategia “Entrelazando”, como medida de rehabilitación, les brindó.

"Nosotras las mujeres hemos contribuido a afianzar la convivencia a través de muchos programas con la Unidad para las Víctimas, como Entrelazando, tejedores y tejedoras. Hemos aportado ideas con mucho esfuerzo”, manifestó Ana Dolores Cadena, del grupo de tejedores y tejedoras.

La reunión se dio en el marco de la estrategia que implementa la entidad desde el nivel central, encaminado a mejorar la articulación y comunicación del nivel nacional con el territorio.

“Quisimos abrir espacios, y compartir con nuestra madrina las experiencias que nuestras víctimas han tenido con la medida de rehabilitación que implementamos con el sujeto de reparación colectiva Antonia Santos, que con esfuerzo y compromiso continúan fortaleciendo su tejido social como agentes constructores de paz”, manifestó Ruby Johanna Gélvez, directora de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander y Arauca.
 

Image
La opinión
La Opinión