Escuchar este artículo

El talento humano: el motor de las empresas

Viernes, 10 de Junio de 2022
Las organizaciones intentan buscar el mejor equipo de colaboradores.

Las organizaciones buscan optimizar al máximo cada uno de los recursos a emplear con el fin de lograr mayores réditos tanto en el corto, como en el mediano y largo plazo. Para ello, emplea distintas estrategias sin perder de vista el personal, ya que los trabajadores son una de los pilares fundamentales dentro de estas estructuras. 

El mundo bursátil de los negocios cada vez es más competitivo y no da margen de error, por eso la gestión del personal se vuelve sumamente importante. Tal es así que los analistas del mercado puntualiza diversos aspectos para llevar adelante las tendencias que hacen referencia en el futuro del talento humano. 


Lea además: Las empresas en Colombia han reducido costos y se han recuperado de la pandemia


Este es un proceso que hace hincapié tanto en los nuevos integrantes, como también para retener a los colaboradores de la empresa. Con ello se busca destacar a los trabajadores con un alto potencial en el puesto laboral que ocupan, aportándole una mayor motivación a estos con el fin de destacar, y por consiguiente lograr un mejor funcionamiento para la organización. 

Talento humano en las empresas.

 

La importancia del talento humano

La gestión de los recursos humanos pone el foco en la motivación y la capacitación del personal para retenerlos en sus puestos de trabajo, debido a que los procesos de reclutamiento suelen ser costosos y que los nuevos trabajadores encajen en sus lugares tarda tiempo, lujos que ninguna empresa se puede tomar. Para poder retener a los empleados, además de una paga acorde a la labor que lleva a cabo, es importante mantenerlo activo, con distintas formas de que se sienta útil e importante para la empresa. 

El proceso de la gestión del talento humano, es cada vez más utilizado por las empresas, con lo que las organizaciones intentan buscar el mejor equipo de colaboradores, que tengan un gran compromiso con ella. Esto es sumamente valioso en términos de proyección hacia el aumento de rentabilidad de la firma, basada en el aumento de la competitividad dentro de su personal. 

Entre los beneficios que tiene contar con una buena gestión del talento humano, podemos mencionar como punto más destacado, las disminuciones de pérdidas económicas que están asociadas a los costos de despido o los tiempos que tardan en formarse los nuevos empleados. Igual de relevante se encuentra que, gracias a este proceso habrá un aumento de productividad, y de la mano llegará el mejoramiento económico de la empresa. 

El clima laboral es otro de los puntos donde más injerencia tiene dicho proceso, ya que gracias a que no se necesita tanta rotación del personal se generan espacios mucho más amenos para desarrollar las actividades pertinentes de cada sector de la empresa. Esto desencadena en una satisfacción laboral mayor, dándole a la firma una mejor exposición, a través de recomendaciones, y a sus empleados más motivaciones para obtener los resultados que se plantean. 

Una adecuada gestión del talento, dándole la importancia que merece el personal, logrará una lealtad hacia la empresa y una motivación para los trabajadores de poder crear su propio recorrido. Si las empresas logran brindarles a los empleados las condiciones ideales, estos estarán dispuestos a dar todo por los objetivos, porque también estarán cumpliendo los propios. 

Por último, pero no menos importante, la capacitación de los trabajadores le permitirá a las empresas tener personal más calificativo y esto, por consiguiente, mejorará la calidad de la producción, de distribución y entrega de un servicio o producto, aumentado la satisfacción de los eventuales clientes. 


Conozca: Liderazgo en las empresas: de la incertidumbre a la oportunidad


 

Puntos clave a tener en cuenta

Para llevar adelante este proceso es importante que las empresas cuenten con gestores de talento humano para poder cumplir con la misión de lograr una firma con excelente desempeño en todas sus funciones. Estos son determinantes para potenciar el talento de los trabajadores y, entre una de las funciones principales, encontramos la del desarrollo personal y profesional de los trabajadores. 

Los encargados del área también serán quienes ideen planes y los impulsen tanto el reclutamiento como la retención del talento humano que se encuentra en la empresa. La parte económica también paso por ellos, ya que serán los encargados de establecer nóminas que atraigan o retengan a los trabajadores más capacitados. 

Rendimiento de los trabajadores.

En cuanto al rendimiento y el desempeño que realicen los trabajadores, los gestores de los recursos humanos, implementarán las métricas más adecuadas para conseguir un panorama más claro del personal y así detectar a los mejores exponentes, incentivando a cada una de las personas que trabajen en la empresa. Con estos procesos se puede realizar una evaluación 360° con el fin de poder evaluar a todas las personas que son parte, identificando los comportamientos, habilidades, características y rasgos de la personalidad de cada uno. 

 

Un contexto particularmente digital

La pandemia aceleró la transformación digital, teniendo un impacto significativo sobre los procesos de selección, atracción y retención del talento. Los conceptos de flexibilización y adaptación han tomado un rol indispensable dentro de las formas futuras de trabajo, en un contexto donde se impone la nueva normalidad, el Big Data y la inteligencia artificial. 


Le puede interesar: Empleados evaluaron trabajo en las aseguradoras


El COVID y el confinamiento llevaron a las empresas a tener que modificar su nivel de digitalización, teniendo que adaptarse rápidamente a las necesidades que se fueron planteando con la masiva llegada del teletrabajo. Al igual que en otros sectores, en el mercado empresarial, los avances de las tecnologías han influido de sobremanera en la tarea de los recursos humanos y cada vez generan más impacto en todos los procesos de gestión de talento. Un ejemplo de esto son las contrataciones que se dieron durante la pandemia sin la necesidad de tener que verse personalmente. 

 

La primera vez que se le dio importancia a la gestión del talento humano data de 1997 en la empresa McKinsey & Company, tras realizar varios estudios diferentes en cuanto a los recursos humanos de las empresas. Pero tomo relevancia internacional un año más tarde con una publicación que realizó David Watkins que pertenecía a Softscape. Con más de 25 años de evolución constante, este proceso cada día se vuelve más importante dentro de las actividades que lleva adelante una empresa buscando optimizar su personal en pos de los réditos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Aliado Estratégico
Información de Aliado Estratégico

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda