Escuchar este artículo

No se quede en la intención de ahorrar y evite riesgos por suplantación

Martes, 14 de Diciembre de 2021
Aplique métodos prácticos para gastar menos y esté prevenido contra los delitos.

Llegó diciembre y muchos cucuteños y nortesantandereanos están revisando qué tanto cumplieron las metas financieras que se propusieron en la Navidad del 2020. Tras el análisis de rigor con la familia algunos se dan cuenta que, una vez más, no lo lograron. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Para que en 2022 se puedan cumplir algunas de las metas personales y familiares para ahorrar algún porcentaje de los ingresos, expertos de Fincomercio revelaron cuáles son los cinco enemigos de las finanzas personales y cuáles los cinco mejores aliados para escribir un 2022 logrando las metas de ahorro propuestas. 

“Al escuchar a los colombianos, hemos identificado cinco grandes factores que impiden tener un plan de ahorro. Algunos son de organización y otros culturales. En orden de prevalencia son:  ausencia del hábito de ahorro, falta de organización y planeación de los gastos fijos, alta frecuencia de gastos pequeños que parecen inofensivos, tendencia al endeudamiento por compras impulsivas que obliga darle prioridad al pago de las deudas y por último inestabilidad laboral”, explica Mauricio García, director de ahorro e inversión en Fincomercio.

 

¡Qué no solo sea una intención! 

 

García entrega las siguientes recomendaciones para que 2022 sea el año en el que los colombianos logren sus metas de ahorro.

1.    Fijar un objetivo concreto: debe ser alcanzable, medible y programable en el tiempo.

2.    Definir un presupuesto real: tenga en cuenta sus ingresos mensuales, reste sus gastos fijos y limite los gastos variables, aquellos que son opcionales.


Lea también: Colombianos gastan 8% más en diciembre que en los otros meses

3.    Establecer un porcentaje para ahorro: Aunque las teorías hablan de diferentes porcentajes el promedio está entre el 10% y 20% de sus ingresos. 

4.    Buscar alternativas de inversión: hoy en día existen productos de ahorro programado y CDATs, los cuales se pueden abrir con montos muy pequeños y con flexibilidad en tiempos de permanencia.

5.    Crear una mentalidad de ahorro: aprovechar la cantidad de contenido de valor que entregan a través de canales digitales desde expertos en finanzas hasta entrenadores en el manejo de las emociones, para reducir a cero las compras compulsivas que dan placer momentáneo y enfocarse en los planes de ahorro a corto y mediano plazo que entregan satisfacción duradera.
 

Image
Ahorro

 

¿Para qué ahorran los colombianos según su perfil?

 

A nivel general, metas como conseguir la cuota inicial para la compra de vivienda, iniciar emprendimientos, realizar viajes o actividades de recreación, comprar carro o moto y empezar estudios universitarios conforman el top cinco de las razones de ahorro de los colombianos.

Sin embargo, según datos de Fincomercio, las razones de ahorro cambian según el perfil del colombiano. Por ejemplo, los pensionados son el segmento que más ahorra y lo hace para resolver imprevistos familiares, ya que muchos son el único miembro del hogar con ingresos fijos, y también para resolver problemas de salud, y en un menor porcentaje para planes recreativos. Respecto a su opción de inversión favorita son los famosos CDATs.


Lea también: Salario mínimo en un millón de pesos más auxilio de transporte: Duque

Para el segmento de independientes, los principales motivos de ahorro son hacer crecer sus negocios, sea aumentando el inventario o comprando maquinaria, así como adquirir medios de transporte propio y pagar deudas.
 

Image
Suplantación de identidad

 

Alerta en personas y entidades financieras

 

Mientras en el área metropolitana de Cúcuta muchas personas no salen del asombro por el aumento de crímenes en modalidades de robo, asalto y actos delincuenciales tanto en la calle como en establecimientos públicos, otra preocupante amenaza se cierne sobre los intereses de personas y entidades financieras en cuanto a la seguridad de sus recursos. 

Se trata de la suplantación de identidad, un fenómeno que los puede estar afectando, incluso, mientras descansan plácidamente.

Precisamente, el último reporte sobre este fenómeno delictivo presentado por la Dijin de la Policía Nacional, muestra que solo en 2020, el año más duro de la pandemia por COVID-19 en el país, el delito de suplantación de identidad se disparó 409% en Colombia en términos generales.


Lea también: Los microseguros voluntarios se toman la zona rural colombiana 

De acuerdo con el experto Camilo Zea, CEO de Pronus, compañía en el sector Fintech y herramientas para la gestión del riesgo financiero, la suplantación se está expandiendo y sofisticando a tal nivel, afectando seriamente a distintas entidades del sistema financiero.
 

Image
Suplantación de identidad

 

El experto indicó que, por ejemplo, los sistemas tradicionales de vinculación al sistema financiero no son capaces de contener la avalancha de modalidades de fraude. “Y al tiempo que se fortalecen las inversiones en ciberseguridad para contener la intrusión, lo que pudiera estar ocurriendo es que se aseguran muy bien las ventanas, pero se está dejando la puerta abierta de par en par a quienes cometen actos ilegales”, enfatizó.
 
Además, recalcó que tampoco es un dato menor que, coincidencialmente con la pandemia mientras en el mundo la suplantación digital creció a una tasa de 149%, en Colombia se disparó a 243%, según lo revela una investigación de TransUnion, compañía global de soluciones de información económica y financiera, lo que en opinión del CEO de Pronus, debe considerarse como un fuerte campanazo de alerta sobre lo que viene ocurriendo en materia de gestión del riesgo en las operaciones financieras. En otras palabras, explica, que es muy probable que no se estén aplicando adecuadamente los protocolos de ciberseguridad.


Lea también: ¿Por qué se dispararon los precios de los alimentos en el 2021? 

En su concepto, se requieren herramientas de Regtech que combinan la gestión del riesgo con tecnologías robóticas, en las que se han desarrollado algoritmos que son capaces de analizar un documento tan sencillo como lo es una cédula de ciudadanía desde 40.000 puntos distintos para establecer su autenticidad. 

“Fraude, riesgos operativos en cualquier proceso, relaciones desequilibradas con un proveedor o un cliente, son otros ejemplos de lo que nuestro equipo y tecnología pueden encontrar”, aseguró.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda