Escuchar este artículo

Esta es la historia de la abogada cucuteña que se enamoró en pandemia y se casó a los 71 años

Miércoles, 17 de Noviembre de 2021
El amor surgió en tiempos de coronavirus y se consolidó con el matrimonio.

La abogada y líder política cucuteña Carmen Cecilia Guevara Pérez le puso punto final a su soledad. El domingo, en la parroquia Cristo Resucitado de la urbanización Niza, le dio el sí a Miguel Ángel Ramírez, el hombre que apareció en su camino hace tres meses, con el que hizo clic, con el que surgió la química, con el que  volvió a revolotear las mariposas de su estómago. Fue un amor fortuito en tiempos del coronavirus.


Lea además: De La Playa de Belén a la planta solar de Israel

No importó la distancia, tampoco la edad. “Quise darme esta oportunidad y lo quiero disfrutar”.
Los dos tuvieron hogares, hijos, pero quedaron viudos y los astros se encargaron de alinearlos. 

Image
La abogada Carmen Guevara llegó al altar con 71 años de edad

 Ella, de armas tomar, hecha a pulso, con un gran liderazgo. Terminó el bachillerato a los 40 años en el Colegio Municipal después de trabajar en la oficina de degüello de ganado y ser la jefa de investigaciones de la Contraloría del departamento y jefa de auditores de esa misma dependencia durante la administración de Francisco ‘Pacho’ Jordán. También directora de la Imprenta Departamental y jefa de archivo y microfilmación. Y entonces se vio con la necesidad de adquirir conocimiento.


Le puede interesar: Cirujano cucuteño expondrá en España resultados de estudio sobre cirugía gástrica

Después de terminar la secundaria inició la carrera de Derecho en la Universidad Libre, pero el 27 de de diciembre de 1997 murió su esposo Alfonso de un infarto y “quedé anonadada, sola, con mis hijas (Sandra, Yudi, Olga, Indira, Lady, Deisy, Cata, Paola y Diego)”.

Tuvo que parar. Fue un año duro, pero su partido Renovación Liberal le tendió la mano y pudo continuar con sus estudios. Se graduó de abogada a los 56 años y a los 63 se especializó en Derecho de Familia y luego hizo los posgrados en Conciliación.

Mientras estudiaba laboraba en la Registraduría Nacional. Sin embargo, no había podido cotizar para la pensión porque la mayoría de los cargos eran por resolución.

Fiel y agradecida con la familia Cristo durante 45 años ha podido desarrollarse como abogada y hoy, a sus 71 años cumplidos,  es la abogada asesora del nuevo Acueducto Metropolitano en la parte social a través de la Secretaría de Agua Potable y Saneamiento Básico, que dirige Francisco Bermont Galvis. 

Image
La abogada Carmen Guevara llegó al altar con 71 años de edad

Lea también: Amparo Grisales vuelve con su ‘humor negro’ en ‘Yo me llamo’

El, también viudo se había quedado solo en Cúcuta, trabajando mecánica automotriz, porque sus tres hijos Miguel Ángel y los gemelos Juan David y Rodrigo se habían ido a vivir a Medellín a estudiar y trabajar. Pero hace tres años vendió su taller y aceptó la invitación de sus hijos de trastearse para Medellín.

 

Cupido llegó

 

Y sin andar buscando el amor apareció. Y fue gracias a una amiga que la invitó a El Zulia a buscar  un documento en la Registraduría. En el encuentro le presentó al amigo Miguel Ángel Ramírez y de inmediato hubo cruces de mirada y todo comenzó. De eso hace solo escasos tres meses.

Image
La abogada Carmen Guevara llegó al altar con 71 años de edad

Él la invitó a almorzar y empezó el cortejo. Siguieron viéndose. Él venía de Medellín únicamente a cumplir la cita hasta que por fin le propuso unirse en matrimonio.

No fue fácil al comienzo anunciar esa decisión a sus hijos. “Incluso, Miguel Ángel me dijo que nos casáramos a escondidas, pero no acepté. Hubo llanto, pataleos, entre algunas de mis hijas, pero al final se dieron cuenta que el hombre que escogí era sencillo, honesto, un gran papá, trabajador y de muy buenos sentimientos”.

 

Le puede interesar: Andrés Contreras, una mezcla de sonidos y música

Su grupo de campaña bautizado ‘Las lunáticas” celebraron la buena nueva porque Carmen Cecilia Guevara llevaba  24 años viuda y más de tres años viviendo en la soledad porque todos sus hijos habían ‘volado’ para sus hogares.

Y como en la novela de García Márquez ‘El amor en los tiempos del cólera’  Florentina Daza hubo que esperar 53 años, siete meses y once días para seguir juntos. Carmen Cecilia solo dos meses y 14 días para unir su vida ante el altar.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Celmira Figueroa
Celmira Figueroa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas