Escuchar este artículo

¿Cómo prepararse para el regreso a clases presenciales en tiempos de pandemia?

Miércoles, 12 de Enero de 2022
En dos semanas los colegios abrirán nuevamente y hay expectativa. Expertos dan recomendaciones.

Entre el 24 y el 31 de enero los estudiantes regresarán a clases en Norte de Santander después del receso de fin de año y si no hay una nueva indicación en los próximos días, la directriz es que a partir de este primer semestre se retornará completamente a la presencialidad.


Lea también: Gripa, covid-19 y ómicron: las respuestas que debe saber

Desde hace ya casi dos años, cuando el coronavirus aterrizó en Colombia, por primera vez las escuelas y colegios tuvieron que cerrar sus puertas de lleno para evitar los contagios y se le dio paso a la virtualidad, un hecho para el cual muy pocos estaban preparados.

La jornada escolar se redujo a un computador o un celular, que hizo las veces de tablero, y el contacto con los compañeros de clase se limitó a la interacción a través de una pantalla, un mensaje o un video. Muchos ni siquiera tuvieron esta posibilidad, especialmente aquellos estudiantes que viven en las zonas rurales o que pertenecen a los estratos más bajos y no cuentan con acceso a internet o a un equipo tecnológico.

Y si bien a mediados del año pasado, aquellas instituciones que pudieron garantizar todos los protocolos de bioseguridad empezaron a regresar gradualmente a las aulas, y en Norte de Santander casi un 80% de los estudiantes terminó el año en alternancia o presencialidad, es hora de regresar completamente a los salones y retomar, en parte, esa cotidianidad que se vivía antes de que iniciara la pandemia.

Es así que, por primera vez, muchos volverán después de tanto tiempo a reencontrarse con sus compañeros y profesores, y los padres tendrán que desprenderse también de sus hijos, tras meses de tenerlos en casa la mayor parte del tiempo.


Lea además: 

La desinformación llegó de la mano de la COVID-19 a los hogares, según un experto

Esto, sin duda, provoca algo de ansiedad y nerviosismo, sobre todo si se tiene en cuenta que la realidad hoy es otra y muchos niños y jóvenes vienen de vivir un prolongado confinamiento, algunos experimentan un mayor apego a los padres, cuidadores y la familia, al estar tanto tiempo con ellos, además de que la zozobra por la COVID-19 sigue presente, especialmente ahora que una nueva variante se propaga con fuerza.

Sicólogos y expertos en la materia reconocen que las nuevas condiciones que impuso la pandemia llevaron a que muchos estudiantes se acostumbraran a estar en casa y en esa medida les podría costar el regreso a las aulas de clase, mucho más si se tiene en cuenta todas las limitaciones con las que se encontrarán a la hora de compartir el descanso, las actividades recreativas y demás que implique el contacto con otros.

Los padres tienen una complicada misión para lidiar con toda esta ansiedad e incertidumbre: convencer a los niños de que es seguro estar lejos de ellos y al mismo tiempo animarlos a tener cuidado y prepararlos para ser flexibles en caso de que la situación cambie”, recomienda el Child Mind Institute.

Image
A los niños también les puede resultar difícil mantener la distancia física con sus amigos y sus docentes en la escuela./Foto archivo La Opinión

 

La Unicef ha entregado, igualmente, una serie de consejos para proteger la salud mental de los hijos durante este regreso a clases en medio de una pandemia que sigue activa, los cuales podrían resultar claves para los padres ahora que se aproxima ese momento. A continuación, destacamos algunas de esas principales recomendaciones:

1. El comienzo de la escuela o de un nuevo año académico puede ser estresante en circunstancias normales, y mucho más en mitad de una pandemia mundial. Por eso, es clave que ayude a su hijo a estar tranquilo manteniendo una conversación abierta sobre aquello que le preocupa y haciéndole saber que es natural estar nervioso.

2. Es importante que los padres o cuidadores se muestren tranquilos y proactivos en las conversaciones con los hijos, por eso es fundamental comunicarse permanentemente con ellos para comprobar cómo se sienten. Sus emociones cambiarán con frecuencia y es clave mostrarles que es normal.


Le puede interesar: Así será el regreso a clases en Norte de Santander

3. A los niños también les puede resultar difícil mantener la distancia física con sus amigos y sus docentes en la escuela, por lo que es importante animarlos a pensar en otras formas de establecer vínculos y seguir conectados con ellos.

4. Recuérdele a su hijo los aspectos positivos de volver al colegio, por ejemplo, que podrá ver a sus amigos y a sus profesores, y que seguirá aprendiendo cosas nuevas.

5. Lavarse las manos con frecuencia es una precaución importante para proteger a los niños, no solo de la COVID-19, sino también contra otras enfermedades. Fomentar el lavado de manos frecuente con sus hijos no tiene por qué ser una conversación alarmante. Cuando los niños comprenden por qué deben lavarse las manos, hay más probabilidades de que lo sigan haciendo.

6. Además de supervisar el aprendizaje y la salud física de sus hijos cuando regresen al colegio, también debería estar atento a cualquier síntoma de estrés o ansiedad. El regreso a clases en medio de la COVID podría estar afectando la salud mental de su hijo y es importante que le demuestre que es normal sentirse agobiado y que no pasa nada si a veces se siente así.

¿Y el ómicron?

El retorno a la presencialidad ha abierto también el debate sobre la pertinencia de volver a las escuelas y colegios en momentos en que el mundo experimenta una acelerada propagación de los casos de coronavirus, por cuenta de la variante ómicron.

Image
Los niños deben estar vacunados en estos momentos con las dos dosis, y también los profesores./Foto archivo La Opinión

 

La semana pasada, la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) manifestó que no existen todavía las condiciones para un regreso a clases 100% presenciales y le pidió al Gobierno Nacional asumir con responsabilidad la decisión, pues aseguró que muchas instituciones educativas todavía no cuentan con las medidas de bioseguridad para evitar los contagios.


Lea aquí: En Norte se han aplicado cerca de 2 millones de vacunas COVID-19

En Norte de Santander, la Secretaría de Educación Departamental ha informado que aunque persiste la deuda histórica en materia de infraestructura educativa en los diferentes municipios, el año pasado, gracias a una convocatoria que realizó el Ministerio de Educación Nacional para mejoramiento de infraestructura educativa en zonas rurales y urbanas del país, 78 instituciones de 30 municipios de la región salieron beneficiadas.  

Ahora bien, en materia de vacunación, en 2021, más del 90% de los directivos docentes, el 97% de los directivos, el 92% de los docentes y el 94% del personal administrativo fueron vacunados contra la COVID-19.

Diomar Alonso Velásquez Bastos, secretario de Educación de Norte de Santander manifestó días atrás, a La Opinión, que es fundamental que los padres de familia asuman la responsabilidad de vacunar a sus hijos para garantizar un regreso a la presencialidad 100% seguro.

En medio de la discusión, especialistas en salud también se han referido al asunto y han insistido en la importancia de que los niños y jóvenes vuelvan definitivamente a los salones de clase lo más pronto posible.


Lea también: Pfizer y Moderna trabajan en vacunas adaptadas al ómicron

Hernando Villamizar, médico pediatra cucuteño, expresidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría y de la Asociación Latinoamericana de Pediatría, considera que el regreso al colegio en tiempos de ómicron plantea al menos tres consideraciones que, en su criterio, es necesario tener en cuenta:

-Es importante volver a clases: los niños siguen afectados por la pandemia desde el punto de vista emocional y son mucho mayores los beneficios que los riesgos por la enfermedad.

-Los niños deben estar vacunados en estos momentos con las dos dosis, y también los profesores, así como todos los miembros de la familia, incluyendo la dosis de refuerzo, de ser posible. Esto puede generar una mayor tranquilidad, porque se podría sufrir una enfermedad leve.

-Es fundamental no entrar en pánico si se da algún caso de COVID en el salón de clase. “Todos estaremos mejor protegidos si estamos vacunados, eso es indispensable”.

“Durante este tiempo, si algunas personas han sido seriamente afectadas y muchos no nos hemos dado cuenta, son los niños. Son mayores los impactos indirectos de la pandemia que la misma enfermedad en ellos. Hay que regresar al colegio”, plantea Villamizar.

Así las cosas, lo indispensable en este momento es empezar a prepararse para un inminente regreso a los colegios, sin infundir temores y promoviendo aún mejor la vacunación para garantizar un ambiente más llevadero.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda