Escuchar este artículo

Norte de Santander, un destino por conocer y recorrer

Miércoles, 3 de Agosto de 2022
Un departamento con historia, cultura y riquezas naturales que le apuesta al turismo como un pilar en el proceso de reactivación económica.

Hablar de Norte de Santander es reconocer su incidencia en la historia de nuestro país, este es el lugar donde todo comenzó, un departamento con más de un millón trescientos mil habitantes que aún conserva en cada rincón un pedazo de aquella época colonial donde próceres de nuestra independencia dejaron su huella estampada. 

Rodeado de páramos, ríos, lagunas y una variedad de climas hacen acogedora a una tierra llena de gente cálida, trabajadora y orgullosa de sus raíces indígenas en los Motilón Barí. Con un largo recorrido por explorar y conocer, Norte de Santander se convierte en una piedra preciosa, digna de ser conocida por todos aquellos amantes de disfrutar uno de los placeres de la vida, explorar nuevos destinos.

A más de 200 km de Cúcuta, en un extenso recorrido por la vasta naturaleza de Norte de Santander, se encuentra la Playa de Belén. Un municipio que conserva ese característico toque colonial con calles empedradas y fachadas tan blancas como la pureza del aire que se respira en esa región.

En la calidez de los hogares, sus techos son hermosas tejas de barro que adornan el misticismo del que fuera considerado Bien de Interés Cultural en 2005 por el Ministerio de Cultura y en 2010 ingresara a la Red de Pueblos Patrimonio, siendo uno de los 17 pueblos más lindos de Colombia.

Este pueblo mágico, con sus más de 8.546 habitantes, alberga inimaginables riquezas naturales que año tras año atraen a más de 9.000 turistas, dispuestos a dejarse enamorar por atractivos como el Área Única de los Estoraques, o Los Pinos, dos lugares emblemáticos que se imponen entre la belleza y la paz del nororiente colombiano.

El Parque Natural Yaraguá, con sus actividades extremas y llenas de aventura como su máximo potencial, se convirtió en uno de los lugares más visitados en el departamento.

Norte de Santander, un destino por conocer y recorrer


Lea además: Caficultores participaron de la Fiesta de la Democracia Cafetera en Norte de Santander


Siguiendo con el recorrido por la tierra de Francisco de Paula Santander, a tan solo 45 kilómetros de la Perla del Norte nos encontramos a Chinácota, la casa bonita de Norte de Santander; un destino apetecido por quienes desean disfrutar de un clima templado, agradable, que logra contrarrestar las altas temperaturas de la capital.

Chinácota es un municipio lleno de historia; aquí tuvo lugar el tratado del fin de la Guerra de los Mil Días en Colombia, y su parque principal lleva por nombre el de Ramón González Valencia, quien fuera presidente en 1909 del territorio nacional.

Rodeado de montañas, cerros y páramos, este destino ofrece permanentemente a turistas un sin número de actividades para realizar al aire libre y poder disfrutar de su gastronomía, naturaleza y cultura, así como de maravillosos lugares de hospedaje donde el hotel Colonial, Santa Elena, Sabor a mí, entre otros sitios han sabido meterse en el corazón de propios y visitantes.

 

Conozca: Más de 300 víctimas retornadas son atendidas en Norte de Santander


En la vía que comunica a Chinácota con Toledo, se encuentra la vereda Iscalá, un punto obligatorio para disfrutar de hermosos paisajes, valles, fauna y una amplia oferta de restaurantes, hoteles, cabañas y parques que se han convertido en el punto de encuentro de familias, amigos y parejas que están dispuestos a pasar gratos momentos rodeados de tranquilidad y compartiendo deliciosos dulces típicos de la región, las fresas con crema es uno de los más apetecidos. 

Al final, encuentras el Páramo de Mejué, principal fuente hídrica de este municipio y un lugar idóneo para realizar senderismo en su parte baja.

En esta misma dirección y más hacia el sur occidente, a tan solo dos horas y media de Cúcuta, la capital nortesantandereana, nos encontramos con Cácota De Velasco, un tranquilo, artesanal y frio municipio.

Su gente emprendedora, amable y cordial brindan calidez a cientos de viajeros que llegan año tras año para visitar sus calles cubiertas de hermosas flores, los impecables trabajos artesanales tradicionales y esa riqueza cultural fruto del esfuerzo de una región que se reinventa de generación en generación.


Infórmese: Superservicios devolvió Eicviro E.S.P. al municipio de Villa del Rosario


Uno de los pulmones de nuestro departamento, la laguna El Cacique, es una de las mayores riquezas naturales que alberga este mágico municipio de tan solo 2.991 habitantes, donde los turistas pueden disfrutar de un increíble recorrido en el que exploran la flora y fauna de este estilo páramo.

Para los católicos, este lugar cuenta con la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, bien de interés cultural departamental concedido por la Gobernación de Norte de Santander en 2003 que guarda consigo dos reliquias: la silla patronal que data de 1799 y el lienzo de la Santa Patrona de Cácota.

Los dulces y los frutales como los duraznos, las manzanas brevas y uchuvas, son algunos de los cultivos que se pueden apreciar, así como la piscicultura, principal actividad económica de esta zona.

Esto es esto es Norte de Santander, un lugar mágico, cálido como su gente, lleno de historia y de cultura; una región incansable y resiliente que trabaja y sueña todos los días con un mañana mejor.

Descubre el Norte, donde las oportunidades sobran y el único riesgo es que te quieras quedar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Aliado Estratégico
Información de Aliado Estratégico

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda