Escuchar este artículo

Cuando el General Santander habla

Viernes, 10 de Septiembre de 2021
Diferentes personajes de la historia del Cúcuta Deportivo narran su anécdotas vividas en el estadio General Santander.

El General Santander a que se hace referencia no es el hijo ilustre de Villa Del Rosario, sino del estadio que lleva ese mismo nombre. Este artículo se hace con mucho cariño y respeto para todos y todas las personas que llevan al Cúcuta Deportivo en el corazón, ahora más que nunca ya que no lo tenemos. Este monumento al deporte ha sido testigo durante muchos años de hechos positivos y negativos.

Se les agradece a los siguientes personajes del futbol por su colaboración para el desarrollo del mismo: Hugo Horacio Londero, German 'Burrito' Gonzalez, Julián Martínez, Alfredo Diaz, Jesús Acosta, Alfredo Rojas, Armando Rodríguez y Miguel Núñez, así como a Germán Guerrero.

Lea: ¿Dónde están los campeones del ascenso del Cúcuta Deportivo 2018?

Se les pidió a los anteriores caballeros, nos iluminaran con datos curiosos, anécdotas, historias, cuentos sucedidos en el estadio General Santander o en sus alrededores, en el cual los únicos testigos fueron ellos y los hinchas, otro testigo, pero mudo no sordo fue el General Santander.

A continuación, encontrará datos que muchos aficionados de vieja y nueva data desconocen:

Estadio General Santander 1940

El estadio General Santander se inició en 1939 y se estrenó el 18 de mayo de 1940.

Estadio General Santander 2006.

En 1983 se remodeló un 40% y 2006 se terminó. En 2007 se participó por primera vez en la Copa Libertadores de América cumpliendo una gran campaña.

Felices aquellos hinchas que vieron jugar a futbolistas de la talla de Zapirain, Miloc, Walter Gómez, Julio Terra, Lauro Rodríguez, Burrito Gonzales, Palomo Ramírez, Guaracha Mosquera, Iguaran, El Palomo Uzurriaga, Hugo Horacio Londero, Omar Verdún, Sinisterra, Roganti, Pupo, Viera, Santin y otros que se me escapan.

El equipo motilón siempre tuvo en todas las épocas goleadores como Verdún, Sosa, Silva Pacheco, Amarilla, Londero, Ferrero, Gallegol Ramírez y el panameño Blas Pérez.

En una época el glorioso equipo Motilón estuvo conformado por un zoológico. ¿Cuándo ha visto usted unos animales en el estadio? (con mucho respeto), Burrito, Mico, Culebro, Chita, Palomo y la Rata.

El señor Manino Escobar fue uno de los primeros habitantes del estadio, fue técnico de fútbol, kinesiólogo y arreglaba los balones de cuero de la época.

Otro de los cuidadores del General Santander fue el señor Eslava popularmente llamado 'Catapilo' quien era el encargado de demarcar las líneas reglamentarias.

Le puede interesar: Los recuerdos de Germán ‘Burrito’ González sobre el subcampeonato del Cúcuta Deportivo

Antiguamente, cuando se iba al estadio, la mayor parte de la gente se ubicaba en la tribuna oriental del mismo, o sea la tribuna de José Dolores, donde el sol era calcinante, entonces las personas compraban una visera que era una gorra de cartón que tenia forma de media luna para protegerse.

Uno de los primeros hinchas que llamó la atención de las personas, por su forma de ser, fue un morocho que le decían 'Teléfono'. Era un joven con ciertos problemas que peleaba con cualquiera cuando le decían que el Cúcuta iba a perder.

Otro de los hinchas que tenía su propia barra (Los Recocheros de Siempre) era don Silvio de Moya 'El Brujo'. Este señor realizaba cesiones de exorcismo en el arco donde probablemente tenían que hacer los goles, pero por lo general esto no funcionaba.

Barra Los Toches.

Rodolfo Yáñez, el hincha más importante en la historia del equipo motilón con su barra 'Los Toches'. Tenía un coro celestial para jugadores y técnicos visitantes. A Julio César Falcioni, quien fue arquero del América, se la tenía a rojo vivo diciéndole: 'Falcioni, Falcioni, Falcioni Hp', a lo que el argentino, sin ofuscarse, le respondía con una señal. 

Unos gozaban y a otros les daba rabia cuando una persona llegaba con su novia muy elegante y algunos de la tribuna le gritaban 'Que si la había sacado donde La Sorda'.

Faustino 'Tino' Asprilla cuando empezaba su carrera le dejó recuerdos a Palmenio (vendedor de agua panela y pasteles) en las afueras del estadio al quedarle debiendo algunos alimentos.

El arquero cucuteño Eli Rubio, de Guaimaral, en la época de los 70´s era muy popular, por su fantochería, cuando le disparaban un balonazo, se estiraba siempre mirando al fotógrafo Atuesta y no al balón.

El futbolista Manuel Toja, jugando con el 'glorioso', estaba en las reservas de suplente, su técnico era Severiano Ramos. Hubo la oportunidad de entrar faltando 20 minutos para terminar el partido por lesión del titular, pero el técnico llamó a otro, entonces Toja salió corriendo al camerino y se vistió. Al día siguiente el técnico llamó al jugador y le dijo que era la primera vez en 40 años que un futbolista le hacía eso.

Iguana Vive, General Santander.

Mucha curiosidad e indignación en otras personas, causó el ingreso de un ataúd de hinchas de la Banda del Indio al General Santander durante el juego Cúcuta-Envigado. Ahí llevaban el cuerpo de Cristopher Sanguino 'Iguana', joven de 16 años que fue asesinado mientras jugaba fútbol. Su deseo cuando muriera era que lo llevaran al estadio.

El General Santander fue el centro de observatorio de títulos del fútbol aficionado como el logrado por el colegio Gremios Unidos en el año de 1967 donde quedó campeón Intercolegiado del departamento venciendo a la Normal de Pamplona 5-0, sobresaliendo jugadores estudiantes como Carlos Peñaloza, Hugo Abreo, Jorge Perozo, Juan Villamizar, Mario Wilches, Eliseo Martínez y otros más.

Más información: Charles Castro, el campeón rojinegro que ahora preside en Uruguay

 En el año de 1975 el barrio José Antonio Galán se tituló campeón Interbarrios ganándole a San Luis por 3 a 1 sobresaliendo Rosario Arias, el Polaco Muñoz, Eduardo Mendoza, Los hermanos Martínez, Carlos Pérez, Rafael Serrano y otros.

Hugo Horacio Lóndero, uno de los goleadores históricos del Fútbol Profesional Colombiano, muy amablemente regaló las siguientes anécdotas a nuestros lectores:

Hugo Horacio Lóndero

Cuando llegué a Cúcuta con el 'Chiche' Diz me causó admiración que cuando jugábamos en Bogotá, Medellín o Cali, los compañeros cucuteños llevaban mercancías compradas en San Antonio como radios y otros objetos en sus maletines. y apenas llegábamos a esas ciudades ya estaba el hotel lleno de personas con el fin de comprar el contrabando.

En un partido, en 1971, contra el Nacional, el General Santander observó tremendo clásico. El Cúcuta iba perdiendo 1-0 con gol de Gerardo Moncada, un marcador de punta. Más tarde el rojinegro empató, no recuerdo quien hizo el gol del empate, y ya quedando 3 minutos para finalizar el partido, Chiche Diz hizo el segundo para el equipo motilón, entonces la gente de la arquería en la parte norte se abalanzó sobre la malla rompiendo esta y los hinchas llegaron a la cancha, lo que hizo que el arbitro terminara el partido.

El capitán Julián 'El Indio' Martínez: este defensor, nacido en el barrio Sevilla, nos trae a colación las siguientes curiosidades. 

Julián Martínez

En 1977, Cúcuta enfrentó a Once Caldas. Humberto Zucarelly y yo éramos pareja en la defensa en aquella época; la gente llevaba a la tribuna pitos y alguien lo puso a funcionar cuando el balón estaba dentro de las 18, el argentino creyendo que el árbitro había pitado fuera de lugar agarró la pelota con la mano y Guillermo 'El Chato' Velásquez, que era el árbitro, pitó penalti.

Se enfrentaba el Cúcuta con el América de Cali en 1978, con el solo empate se clasificaba, pero se perdió 2-1 con un penalti que desperdicio la 'Bruja' Verón. Recuerdo que la elevó casi 3 metros yo le recrimine en el camerino esta acción, posiblemente lo hizo por dinero.

En 1978 Cúcuta jugó contra Millonarios. En esa tarde le cometí una falta a Willington Ortiz lesionándolo sin querer; el doctor Gabriel Ochoa me insultó por ese hecho desde la pista atlética.

Lea aquí: 

¿Cómo va la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo?

 En la época que el Cúcuta no hacia buena campaña en el General Santander, a los jugadores nos tocaba entrar y salir por el camerino sur y una vez nos tocó estar metidos casi 4 horas en el túnel porque los hinchas nos amenazaron

Germán 'Burrito' González: el astro del fútbol cucuteño nos hizo un relato con anécdotas y curiosidades. 

Germán González

Cierto día de 1963 me encontraba entrenando con la Selección Norte y el profesor Eduardo Hohberg me observó y me citó para hacer lo mismo con el equipo profesional. Me dijo que me esperaba el día siguiente a las 3 p.m.  Me dijo: traiga pantaloneta y guayos que aquí se le da la camiseta. Esa noche no dormí, ni comí de los nervios. Llegué a la 1 p.m.,  cuando a las 3 empezaron a llegar los profesionales como Brucesi, Cleto Castillo, Pignarelli, Ayala. Esperé hasta que entraron todos y luego cerraron la puerta. Luego toqué y me abrió Kanin Zabala quien era el kinesiólogo y me dijo: ¿Qué quieres pelao? Yo le contesté que el profesor me había citado a entrenar, me hizo seguir y me presentaron a esos gigantes del fútbol, yo llevaba una paca con los guayos y la pantaloneta fue entonces cuando Cleto al día siguiente me regaló un maletín. 

Después de este protocolo, vino la “confirmación” que consistía en que me tenían que darme un masaje (yo no sabia de la broma) entonces el kinesiólogo empezó a echarme Dencoru y lilimento hasta en las partes nobles me untó... ¡Hasta me hizo saltar y brincar como un burrito!.

En un partido el arquero del Cúcuta era Alejandro Sinisterra (con problemas visuales) y el defensa central era el Mico Santander (con problemas auditivos), vino un centro y el arquero dijo mía pero el Mico no escuchó y saltó entonces Sinisterra al tirar el puño a la pelota golpeó a su compañero y lo privó, entró el médico y lo revisó (Omar Páez) y dijo: retírense todos por que necesita aire, luego lo sentó y le preguntó: ¿usted como se llama? Y el Mico le respondió Carlos Gardel el medico entendió que el jugador no tenia nada por la mamadera de gallo.

Germán Guerrero, expresidente del Cúcuta Deportivo, nos cuenta su relato

Cuando llegó la 'Bruja' Verón al Cúcuta en 1978; nos dijeron que en Barranquilla había un jugador goleador y veloz, pero que era muy desordenado pues tenia 4 novias a la vez entonces me fui con mi esposa hacia esa ciudad para conversar con los dirigentes del Junior y lo compramos por 80 mil pesos y años mas tarde se lo vendimos al Táchira en un millón de dólares.

Cuando renunció el técnico Óscar Cacho Cadars me tocó dirigir ya que no se le media nadie. Jugamos con Nacional y empatamos 2 a 2, luego fuimos a Pereira y también se empató, más tarde fuimos a Bogotá y quedamos 3 a 3, en total dirigí 3 encuentros.

Aquí: James Rodríguez habló del Cúcuta Deportivo en uno de sus directos

Datos curiosos

Por allá en la década de los 50 y comienzo de los 60 el jugador uruguayo Viviano Zapirain mundialista y puntero de raya en sus tiros de esquina por lo general eran gol de cabeza de Luis Alberto Miloc.

 Néstor Orlando Puerto, en 1971,  le hizo un gol de cabeza al arquero mundialista del Peñarol de Uruguay Ladislao Masurkiewitz. También anotó un gol olímpico en dicho año.

El 5 de junio de 1973 el Cúcuta venció a Bucaramanga 8-1, siendo el protagonista del partido Silva Pacheco con 5 anotaciones.

Lo mas grandioso que le ha sucedido al Cúcuta en cuanto técnicos fue la llegada del profesor Jorge Luis Pinto quien otorgó la primera estrella en el segundo semestre de 2006. 

·         El arquero cucuteño Miguel Nuñez se hizo ver con la siguiente nota: “Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver Falccioni no es un arquero sino una p…. de cabaré”.

Comentarios de periodistas deportivos:

  Alfredo Díaz Calderón nos presenta los siguientes hechos:

El uruguayo Cleto Castillo en algunos partidos se untaba en su cuerpo una pomada de color rojo parecida a la sangre para que el contrario no lo atacara, fuera de eso cuando lo hacían. El volante le daba tremenda patada y luego, cuando el contrario estaba en el piso -para calmar los ánimos- le daba la mano para levantarlo y sin que el árbitro se diera cuenta, Cleto le pisaba la otra mano.

Para finales de la década de los 50 y principio de los 60 había una empatía entre futbolistas y basquetbolistas se hacían partidos de futbol y baloncesto entre los dos bandos y luego venia el asado.

Jesús Eduardo Acosta, este polémico periodista nos comunica lo siguiente:

Al Cúcuta Deportivo lo dirigía el flaco Carlos Mario Hoyos y el jugador Mauricio Contreras estaban listos para salir a la grama, en ese momento el técnico lo llamó y le dijo ¿Qué estas haciendo? Y el respondió: aquí peinándome. El técnico no lo sacó por que no había más.

 A un técnico del Cúcuta le hice un reclamo por el juego que había practicado el conjunto y me respondió: Que el planificaba los partidos unos para ganar y otros para perder para poder acomodarme ¡Qué tal!

Alfredo Rojas: el catedrático nos relato la siguiente anécdota

Alfredo Rojas.

En un partido de la B, un día sábado en la cabina de prensa tribuna occidental el comentarista Carlos Humberto Ortega sufrió una insuficiencia respiratoria siendo atendido por el médico Juan Vianey que comentaba en Caracol, quien le prestó los primeros auxilios y en ese momento de preocupación del periodista se le perdió el celular al médico.

Armando Rodríguez: El comunicador nos relata:

Por allá en el año de 1965 hubo una pelea entre uruguayos después del entrenamiento, Guillermo Pedra y Julio Brucesi se dieron pata y puño, el arbitro de ese entrenamiento era Cleto castillo.

Escrito por Pedro Eliseo Martínez para el Diario La Opinión. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas